Protestan familiares de internos fuera del penal de La Pila

miércoles, 1 de mayo de 2013
SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P. (apro).- Internos del Centro de Prevención y Readaptación de La Pila y familiares de los fallecidos y lesionados en la riña suscitada la madrugada del domingo pasado se manifestaron hoy dentro y fuera de las instalaciones del penal. En la protesta se quejaron de la falta de información y las distintas versiones que se han dado sobre la lista oficial de muertos y la condición de los heridos por parte de las autoridades estatales. La riña del domingo fue ocasionada, de acuerdo con la información del gobierno del estado, por las rencillas entre grupos de poder al interior del penal, el cobro de derecho de piso, extorsiones a familiares y otros conflictos que desataron un enfrentamiento del que resultaron 13 internos muertos y más de 70 heridos. Sin embargo, en los días posteriores a estos hechos, el gobernador Fernando Toranzo corrigió la cifra, por una “confusión de cuentas”, que habría quedado en 12 internos masacrados. “Asumo a cabalidad el error, hubo confusión entre los que murieron en el lugar y los que lo hicieron en el camino”, declaró el martes pasado. Por otra parte, el secretario de Salud estatal, Francisco Javier Posadas Robledo, reveló que uno de los lesionados trasladados al Hospital general Dr. Ignacio Morones Prieto presentó herida por arma de fuego en una pierna. Hasta ese momento, el gobierno estatal sólo había hablado del uso de armas blancas de diversos tipos en la gresca ocurrida el domingo en La Pila. El mismo martes, unas horas más tarde de haber declarado lo anterior, el secretario de Salud reviró y afirmó que el lesionado en realidad presentaba una herida “provocada por un pica-hielo”. El funcionario también informó que aún hay 15 internos hospitalizados, de los cuales tres presentan posibles daños neurológicos por heridas severas en el cráneo. Ante las contradicciones, los familiares acudieron a las inmediaciones del penal para demandar información clara sobre el estado de salud de los heridos y exigir una lista veraz de los fallecidos. En tanto que la Comisión Estatal de los Derechos Humanos ha iniciado 11 expedientes de queja por denuncias presentadas por familiares de los internos lesionados, y uno fallecido, y que señalan a las autoridades estatales y del penal por negligencia, al no tomar las medidas necesarias para prevenir lo ocurrido el domingo, pese a que estaban enterados de los conflictos prevalecientes desde hace tiempo entre los grupos, particularmente la lucha de control de Los Zetas. (Con información de Verónica Espinosa).  

Comentarios