"Asesinato de españoles no deja bien parado a Sinaloa": Malova

lunes, 13 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado de Sinaloa (PGJ) solicitó la colaboración de Interpol y de las autoridades migratorias en la investigación del asesinato de dos comerciantes españoles registrado el pasado sábado 4 de mayo. En conferencia de prensa, el subprocurador general de Justicia de Sinaloa, Martín Robles Armenta, dijo que una de las hipótesis señala que el móvil, tanto de la privación ilegal de la libertad de los empresarios como de su homicidio, es el robo. Explicó que cuando se descubrieron los cuerpos no portaban pertenencias personales ni dinero en efectivo, y que las primeras investigaciones se concentraron en acreditar que Fernando Carmona Romero, de 57 años y José Montoya Lozada, de 50, se dedicaban al comercio. Además, continuó, está comprobado que ambos ingresaron a México en forma legal como turistas y que no cuentan con antecedentes penales. Hasta el momento, sólo el cuerpo de Fernando Carmona Romero ha sido entregado a sus familiares, quienes lo trasladaron a Guadalajara y de ahí probablemente sería llevado a España. El de José Montoya Lozada permanece en el Servicio Médico Forense. Robles Armenta confirmó que los dos comerciantes españoles salieron juntos del hotel en donde se hospedaban desde el 4 de mayo pasado, y que ese mismo día fueron asesinados. Ambos fueron encontrados días después esposados, dentro de un vehículo y con impactos de armas de fuego. El gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, reconoció que el asesinato de dos empresarios españoles, ocurrido en Culiacán hace un par de días, es un asunto que hizo ruido a nivel internacional y que no deja bien parado al estado. Dijo que a él, más que nada, le interesa limpiar la imagen de Sinaloa y sus ciudades turísticas. Los cuerpos de los españoles fueron encontrados el 4 de mayo en la sindicatura Villa Adolfo López Mateos, en la comunidad de El Tamarindo.

Comentarios