Ángel Aguirre reestructura su gabinete; formaliza 17 cambios

viernes, 17 de mayo de 2013
MEXICO, D.F. (apro).- Ángel Aguirre, gobernador de Guerrero, dio a conocer los nombramientos de 17 funcionarios que sustituirán a secretarios, subsecretarios y directores de las diferentes áreas de su gabinete. En rueda de prensa en palacio de gobierno, Aguirre Rivero tomó protesta al exrector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) y exdiputado local Florentino Cruz Ramírez como nuevo subsecretario de Asuntos Políticos y encargado de despacho de la Secretaría General de Gobierno estatal. También designó como secretario de Seguridad Pública y Protección Civil (SSPPC) al almirante Sergio Javier Lara Montellanos, quien fuera comandante de la VIII Región Naval en Acapulco, en reemplazo de Guillermo Jiménez Padilla. Asimismo, el gobernador tomó protesta como encargado de despacho de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) a Iñaki Blanco Cabrera, en sustitución de Martha Elba Garzón. Más aún el mandatario estatal reincorporó a su gabinete como secretario de Trabajo y Previsión Social al exprocurador Alberto López Rosas, y designó como nuevo contralor general del estado a Antonio Arredondo Aburto, quien fungió como contralor interno de la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG). Además, designó a Tulio Ismael Estrada como secretario de Medio Ambiente, en sustitución de Carlos Toledo Manssur, y nombró a María Fernanda Lasso Martínez como directora de Comunicación Social, en relevo de Pedro Julio Valdés Vilchis, entre otras designaciones y enroques. De esa manera se confirma lo que Apro anticipó desde el lunes 13, cuando dio a conocer que al menos tres funcionarios, entre ellos Humberto Salgado y los secretarios de Educación, Silvia Romero, y de Seguridad, Guillermo Jiménez Padilla, serían relevados ante la percepción de ingobernabilidad en la entidad. Un día después, Ángel Aguirre reconoció esos cambios en su gabinete de seguridad y anunció otros movimientos en su gobierno, pero evadió anticipar nombres. Incluso, el martes 14 justificó las renuncias y relevos en su gabinete argumentando que los cambios son "normales, oxigenan y refrescan". De esta forma, el gobernador evadió en todo momento reconocer que los cambios en su administración se deben a la escalada de violencia del crimen organizado y la presión ejercida por las protestas del magisterio disidente, mismas que tienen en jaque al gobierno estatal.

Comentarios