Desconfían habitantes que el Ejército restablezca la paz en Michoacán

martes, 21 de mayo de 2013
MORELIA, Mich. (apro).- A dos días de que en tres municipios de la Tierra Caliente los habitantes se rebelaran en armas contra el crimen organizado, en una reunión del gabinete de seguridad realizada aquí, el secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, advirtió que el Ejército y la Policía Federal (PF) no saldrán del estado hasta que se restablezcan las condiciones de paz y seguridad. En tanto, residentes de los municipios de Buenavista Tomatlán, Coalcomán y Tepalcatepec rechazaron dejar las armas ante representantes del Ejército, quienes ayer iniciaron un despliegue por esta zona como parte del operativo de seguridad ordenado la semana pasada por el presidente Enrique Peña Nieto. En un recorrido por esos tres municipios, sus pobladores manifestaron desconfianza en que el gobernador interino, Jesús Reyna, y las tropas militares realmente restablezcan la seguridad en la región. La banda de Los Templarios, alertaron, tiene muchos integrantes dentro de los poblados y conocen bien la zona, algo que los soldados ignoran, y por eso temen que si dejan las armas serán asesinados por los sicarios. Por eso reiteraron que no dejarán las armas hasta que se reconozca a los grupos de autodefensa ciudadana como policías comunitarios que se integraran con hombres y mujeres de la misma población. Por otra parte, al concluir el encuentro en Morelia el titular de la Segob afirmó que la estrategia se mantendrá hasta que haya “condiciones de paz y seguridad para todos los michoacanos”. Osorio Chong aseguró que las fuerzas federales sólo se irán del estado hasta que el gobierno de Michoacán tenga la fuerza en seguridad que le permita continuar con el trabajo que ya se está desarrollando. El funcionario federal explicó que la estrategia incluye reforzamiento de la economía estatal. En declaraciones hechas al concluir el encuentro a puerta cerrada que duró más de tres horas bajo medidas estrictas de seguridad, Reyna anunció que habrá una depuración a los cuerpos policiales de la entidad. Reyna García indicó que esta estrategia de depuración se hará con la llegada del militar Alberto Reyes Vaca como secretario de Seguridad Pública de Michoacán, mediante la revisión a fondo de las policías estatales. La semana pasada, Peña Nieto anunció que se establecería una campaña especial para dar seguridad a Michoacán. Esto mismo hizo el expresidente panista Felipe Calderón hace unos años con un fracaso evidente. El operativo de recuperación de la paz en Michoacán estará bajo la coordinación del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en coordinación con el gobierno del estado. Al cónclave asistieron el secretario de la Defensa Nacional, general Salvador Cienfuegos; el titular de la Marina, almirante Vidal Francisco Soberón; el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam; el comisionado de Seguridad Nacional, Manuel Mondragón, y el secretario de Desarrollo Rural y Urbano, Jorge Carlos Ramírez. Mientras, en los municipios de Buenavista Tomatlán, Coalcomán y Tepalcatepec las policías ciudadanas o grupos de autodefensa rechazaron dejar las armas a pesar de las peticiones que les hicieron representantes del Ejército. A lo largo de la carretera que va de Apatzingán a Coalcomán se pudieron observar por lo menos cuatro retenes de militares, quienes desde el lunes 20 iniciaron un despliegue por esta zona del estado conocida como Tierra Caliente. En un recorrido por estos tres municipios también se pudo observar la presencia de grupos de policías federales fuertemente armados patrullando en camionetas por las carreteras que vienen desde Apatzingán. Desde el lunes, por órdenes de la Presidencia de la República, las Secretarías de Marina (Semar) y de la Defensa Nacional (Sedena) desplegaron en la zona de Tierra Caliente de Michoacán casi mil elementos en búsqueda de pacificar la región violentada por la disputa territorial de cárteles de la droga. Sin embargo, los habitantes de La Ruana decidieron dejar los puestos de revisión y cedieron al Ejército las labores de seguridad. Lo contrario ocurrió en Buenavista, Coalcomán y Tepalcatepec. Ahí los pobladores rechazaron entregar las armas con las que se están defendiendo de los grupos del crimen organizado y siguieron realizando rondines de vigilancia fuertemente armados a bordo de camionetas. El domingo pasado, en las cabeceras municipales de las tres poblaciones, los habitantes realizaron movilizaciones en las que exigieron a Reyna les diera seguridades ante las amenazas de Los Templarios. Este martes, a pesar de la llegada del Ejército, aún se observan problemas con el abasto de gasolina y de algunos alimentos y medicinas, los cuales han debido traer de las poblaciones aledañas con Jalisco a través de vehículos particulares. Los camiones de refrescos y de Bimbo, así como de otros alimentos chatarra, siguen sin poder ingresar a estas poblaciones. Lo que ya empezó a llegar fue la gasolina a través de pipas particulares.

Comentarios