Sin conocer sus alcances, firman partidos Pacto por Veracruz

martes, 21 de mayo de 2013
XALAPA, Ver. (apro).- A iniciativa del PRD, el gobierno de Javier Duarte suscribió este martes la versión estatal del Pacto por México con los líderes de las principales fuerzas políticas oficialmente reconocidas en la entidad. Se trata del llamado acuerdo para la instalación de la Comisión plural estatal de preservación del entorno político de equidad en la competencia electoral en Veracruz, surgido después de que el PAN dio a conocer audios y videos de la red federal, estatal y municipal de mapaches electorales que estaba construyendo el PRI de cara a los comicios del próximo 7 de julio. El documento fue suscrito en la explanada del Palacio de Gobierno aun sin conocer sus alcances, según confió Alfredo Tress Jiménez, dirigente de Alternativa Veracruzana (AVE). Admitió que asistía por “voluntad política” porque en realidad no conocía los lineamientos de dicho pacto. De la oficina de Javier Duarte, dijo, sólo le enviaron la invitación, más no el contenido y lineamientos para “la preservación del entorno político”. “No nos dieron mayor información ni en qué consistía el pacto, pero venimos por voluntad política, porque queremos lo mejor para Veracruz”, justificó Tress Jiménez, exdiputado local de Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano. El líder de Nueva Alianza, Eduardo Carreón, aseguró que su partido no acudía a la rúbrica del pacto como “borrego” o como “comparsa del PRI”, sino como un instituto que quiere lo mejor para Veracruz. Además, abundó, porque en la coalición Veracruz el Panal va a encabezar 29 candidaturas a alcaldías. Sergio Rodríguez Cortés, del PRD, dijo que si bien el Pacto fue apoyado por el gobernador Duarte, surgió a propuesta de su partido. Afirmó que tiene como objetivo mejorar las condiciones de equidad en la contienda electoral, pero también de un esfuerzo por abanderar causas sociales. En el PAN, el líder estatal, Enrique Cambranis Torres, aseguró que el acuerdo es un “compromiso” del gobierno de Duarte para evitar que la elección del próximo 7 de julio arrolle a las personas y las use como clientes electorales. “Ya no son tiempos donde el gobierno dialogaba consigo mismo y con el partido oficial, hoy la sociedad es reformista y libertaria, es tiempo de proteger la dignidad de aquellos que en una contienda electoral son los más vulnerables”, expresó Cambranis Torres, quien en el sexenio pasado también avaló el Pacto por la gobernabilidad propuesto por Fidel Herrera Beltrán (también priista). El dirigente del PRI en Veracruz, Érick Lagos, elogió el Pacto por Veracruz. Aseguró que es un acto de fe y voluntad para privilegiar el diálogo como la “única herramienta” para desterrar el encono que divide a los partidos políticos. “Reconocemos la voluntad y visión del gobernador, cuyo gobierno será garante de las libertades plenas e impulso del debate de ideas”, remató Lagos. El acuerdo prevé suspender temporalmente altas y bajas en los padrones de los programas sociales, así como restringir la entrega de los mismos 45 días antes de la elección. Además, el gobierno de Veracruz prometió “transparentar” el padrón de beneficiarios de todos sus programas sociales y apoyarse en una contraloría ciudadana para vigilar e interponer quejas por el mal uso del mismo. Sobre la comisión plural estatal –que se formó para dar vigilancia al proceso electoral–, el secretario de Gobierno, Gerardo Buganza, informó que sesionará de forma pública cada ocho días para garantizar la equidad durante las campañas y el propio proceso electoral. “La comisión atenderá las denuncias y acuerdos políticos que garanticen la imparcialidad, además vigilará que se cumpla uno de los objetivos primordiales: que las autoridades de los tres niveles de gobierno se abstengan de publicar gacetillas y otras formas de publicidad subliminal gubernamental.” Desde la sede del Instituto Electoral Veracruzano (IEV), la consejera presidente, Carolina Viveros, celebró el pacto. El origen El Pacto por Veracruz deriva del iniciado el 2 de diciembre pasado por el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y nombrado Pacto por México. La firma de dicho documento y la adhesión de todos los partidos políticos se da un mes después de que el Comité Nacional del PAN filtrara unos audios y videos donde personal de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) federal, del gobierno de Duarte y del ayuntamiento de Boca del Río organizaban una red de corrupción para desviar recursos federales a favor de las campañas priistas a diversas alcaldías. A raíz de esto, el PAN anunció que dejaba de asistir a los eventos del Pacto por México. Se tuvo que firmar un agregado al Pacto para mantenerlo con vida. El escándalo costó el cese de siete funcionarios de la Sedesol y del titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Salvador Manzur Díaz.

Comentarios