Se deslinda gobernador de Guanajuato de "turismo electoral"

miércoles, 22 de mayo de 2013
AGUASCALIENTES, Ags. (apro).- El PRI estatal acusó hoy al CEN del PAN y al gobernador de Guanajuato, el panista Miguel Márquez Márquez,  de orquestar la intromisión del mandatario en el proceso electoral local de esta entidad. Además, responsabilizó a Márquez “de cualquier acto de violencia y desestabilización que generen sus enviados”. En conferencia de prensa, la vocera del PRI estatal para el proceso electoral, Lula Dávila Castañera, exigió a Márquez Márquez sacar las manos del proceso electoral: “Llévese a sus provocadores, aquí no son bien recibidos. (…) Por este tipo de actitudes los ciudadanos dieron la espalda a ese partido”, dijo. Aseguró que ya están en la entidad los llamados “turistas electorales” procedentes del PAN de Guanajuato. “Tienen doble credencial para votar y buscarán interferir en nuestro proceso”, aseguró la vocera priista en la conferencia, acompañada por el secretario de Acción Electoral del partido, Guel Saldívar, así como por candidatos a diputados locales. Dijo que a pesar del conflicto interno que vive el PAN con la remoción de Ernesto Cordero como coordinador del Senado, el CEN se ha dado tiempo de instruir al gobernador de Guanajuato para intervenir en los comicios de Aguascalientes. Esta acusación ha sido también hecha por parte del panismo local en contra del gobernador Carlos Lozano de la Torre, a quien el PAN estatal ha señalado por respaldar con estructura gubernamental a los candidatos del PRI. Según la vocera, en los últimos días ha sido posible apreciar “una cantidad de autos con placas de ese estado que circulan de manera cotidiana en la entidad” así como un incremento de renta de casas desde hace unos meses por parte de guanajuatenses, así como “el trabajo de interferencia que han comenzado a realizar”. Por ello, acusó a Márquez Márquez de “una descarada intervención” que podría desencadenar actos violentos y enfrentamientos en tiempos electorales. “Que no busque que regresemos a la época de las balaceras y los malos manejos”, advirtió, al asegurar que el PAN está tomando medidas desesperadas “ante la debacle que se le aproxima” en los próximos comicios. Se deslinda el gobernador El gobernador Miguel Márquez Márquez negó cualquier tipo de injerencia en el proceso electoral de Aguascalientes, y rechazó las acusaciones hechas esta mañana por el PRI de aquella entidad, que lo señalaron como responsable de enviar “turistas electoral” por indicaciones del CEN panista. En una postura oficial, Márquez Márquez incluso afirmó haberse comunicado este día con su homólogo de Aguascalientes, el priista Carlos Lozano de la Torre, para “reiterarle el respeto” y deslindarse de cualquier tipo de involucramiento en el proceso electoral. Esta noche, el gobernador panista anunció que ofreció a su homólogo Carlos Lozano firmar un acuerdo de respeto y civilidad “para garantizar que el proceso electoral se realice en un ambiente de cordialidad y paz, sólo entre los aguascalentenses y sus autoridades electorales”.

Comentarios