Priistas se vapulean en juzgados por agiotismo

viernes, 24 de mayo de 2013
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El exalcalde de Mérida Gaspar Gómez Chacón y el diputado local Luis Echeverría Navarro, ambos priistas, fueron acusados de agiotismo y usura por su correligionario Fernando Romero Ayuso, exdiputado federal. Los tres personajes libran un pleito legal de índole mercantil por un predio del centro histórico de Mérida. Los dos primeros pretenden cobrarse con el terreno un préstamo de 2.5 millones de pesos que el 21 de diciembre de 2007 otorgaron a Romero Ayuso con una tasa de interés mensual de 2%, que implicaba un pago de 50 mil pesos mensuales. Sobre el origen del conflicto, Romero Ayuso explicó que recibió la solicitud de una empresa nacional “para construir una bodega de grandes dimensiones que serviría como centro de distribución regional de sus productos, lo que representaría un importante número de empleos en beneficio de muchas familias”. Añadió que “estando en el banco para buscar un crédito, de forma imprevista me encontré con Gaspar Gómez Chacón, a quien le confié los motivos de mi presencia en el lugar, al grado de que de inmediato me hizo la propuesta de otorgarme la cantidad de dinero que necesitaba, haciendo de mi conocimiento que dichas operaciones de préstamos las realizaba asociado con Luis Echeverría Navarro”. Comentó que no imaginó que el predio, el número 544 de la calle 59, “les haría despertar a los susodichos prestamistas una obsesiva ambición de querer apropiárselo, ya que es la única explicación que puedo darme por las artimañas a que han recurrido y siguen utilizando, al ponerme toda clase de obstáculos y no poder dar finiquito a una desdichada operación monetaria que me ha convertido en víctima de un desmedido grado de usura, que rebasa los límites de la libre empresa”. Dijo que sus agiotistas le exigieron una cantidad desmedida que él se niega a pagar, por lo que “ellos van alargando las pláticas, porque, es lógico, están corriendo los intereses” y dijo que sólo está dispuesto a entregar 3 millones 400 mil pesos por concepto de capital e intereses. Por ello, expuso, decidió ventilar públicamente el asunto, para “alertar a quienes podrían resultar futuras víctimas de una actividad que contrariamente de beneficiar a quienes en momentos de desesperada urgencia recurren necesariamente a la obtención rápida de dinero, acabando por desgracia atrapados por prestamistas alevosos y totalmente deshumanizados, como es mi caso”. En el pleito fue alcanzado el diputado local Fernando Romero Ávila, hijo de Romero Ayuso y ahijado de Gómez Chacón. En alusión al caso del exgbernador tabasqueño Andrés Granier Melo, Romero Ayuso, quien en su momento fue coordinador estatal de la campaña presidencial de Roberto Madrazo Pintado, dijo: “(Aquí también) hay granielitos”. Adelantó que cuando documente sus investigaciones, dará a conocer las propiedades en Miami y colecciones de Gómez Chacón y Echeverría Navarro, quien además es director del Centro de Estudios Superiores de la CTM, contra quienes hoy puso una contrademanda.

Comentarios