Apuesta Graco a la fuerza femenina en cargos de seguridad pública

lunes, 27 de mayo de 2013
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobernador Graco Ramírez anunció nuevos cambios en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), la más inestable de su gobierno hasta ahora. En esta ocasión, designó a Nora Rebeca Romero Velázquez como subsecretaria operativa de la SSP, en sustitución de Jesús Román Camacho Domínguez. Hasta ayer, Nora Rebeca se desempeñaba como subprocuradora de Justicia de la zona metropolitana. Durante el mandato de Graco Ramírez, la SSP ha sido hasta ahora una especie de pasarela para el desfile de funcionarios, algunos de ellos vinculados a escándalos. Por ejemplo, en octubre del 2012 designó al general de División Diplomado Estado Mayor retirado, José Leopoldo Martínez González, subsecretario operativo de Seguridad. Semanas después fue removido luego de ser señalado de acoso sexual contra las trabajadoras de la institución. Un mes después, el marino Mariano Osorio Mendiola, entonces jefe de escoltas de la titular de Seguridad Pública, Alicia Vázquez Luna, entró al quite. Su estancia tampoco fue larga. Salió en medio del escándalo que generó la muerte de tres guardaespaldas del procurador Rodrigo Dorantes, en un enfrentamiento con elementos de la Policía Ministerial. A mediados de febrero, Jesús Román Camacho Domínguez se convirtió en el tercer subsecretario en la gestión de Graco. Sin embargo, este lunes fue relevado del cargo por Nora Rebeca, la cuarta funcionaria en ocupar la silla. El gobernador Graco Ramírez explicó que el nombramiento de Romero obedece a que intentarán darle una visión del nuevo sistema de justicia adversarial a toda la policía. Nora Rebeca es experta en el nuevo sistema oral, pero inexperta en las áreas operativas de la policía. “Es un enroque con una visión de género. Las mujeres son la vanguardia también en Morelos”, explicó el gobernador al anunciar que Adriana Pineda será la nueva subprocuradora. En su conferencia de los lunes, Graco Ramírez anunció que a más tardar en un mes presentará una iniciativa de reforma constitucional para desaparecer la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y crear la Fiscalía General, con autonomía para que, dijo, no dependa de las decisiones políticas. Habrá, dijo Graco, fiscalías especializadas con una policía de investigación. Se construirá un nuevo edificio para incluso albergar laboratorios de una nueva unidad de servicios periciales. Para su plan, se lanzará una convocatoria para contratar a los que serán los nuevos fiscales. Además de contratar –previos exámenes de control de confianza–, jóvenes abogados que formen a la policía de investigación. La actual PGJ se encuentra destrozada, según el mandatario. La Policía Ministerial opera sólo con el 35% de sus elementos, el resto han sido dados de baja por no aprobar los controles de confianza. En el caso de los ministerios públicos pasa algo similar. Un 20% migró a la SSP, un 35% no aprobó exámenes de control, y el resto es el que trabaja con un grave rezago.

Comentarios