Cae otro implicado en defraudación sanitaria en Guanajuato

miércoles, 29 de mayo de 2013
GUANAJUATO, Gto. (apro).- Un tercer implicado cayó en el marco de la investigación por el fraude cometido contra el Instituto de Salud Pública del Estado (Isapeg) por casi siete millones de pesos. El presunto empresario Javier Razo Carrillo fue detenido por agentes de la Policía Ministerial. Esta detención corresponde a la orden de aprehensión  girada por el Juez Séptimo Penal de León, dentro de la causa 79/2013. Por este mismo caso ayer fueron capturados el médico Gregorio Martín del Campo, exdirector de los hospitales generales de Celaya y León, y el contador Fernando Guiza, quien fue jefe de recursos financieros en ambas instituciones médicas. Junto con estos dos detenidos, que seguían laborando para el gobierno del estado al momento de ser capturados, Javier Razo Carrillo participó en la simulación de adquisiciones a una falsa empresa proveedora del Isapeg, que pagó material y suministros quirúrgicos que nunca ingresaron a su bodega. Razo Carrillo, de 43 años, es originario de León. En 2012 se ostentó como propietario de la empresa Sociedad para la Salud, Venta de Material, Medicamento y Equipo, con la cual simuló once operaciones mercantiles con el Isapeg, para supuestamente suministrarle catéteres, agujas, vendas y antisépticos, entre otros insumos, según informó la Procuraduría de Justicia estatal. El pseudoempresario recibió varios pagos por un monto total de dos millones 298 mil pesos en abril del 2012, mediante transferencias electrónicas a una cuenta bancaria personal, aunque el material nunca fue entregado. Y es que la investigación reveló que Razo Carrillo en realidad participó en una triangulación en complicidad con Gregorio Martín del Campo y Fernando Guiza Suárez. Al revisar físicamente el domicilio fiscal asentado por Razo Carrillo, se encontró que éste es en realidad una casa deshabitada. Gustos caros, corrupción El médico Gregorio Martín del Campo y el contador Fernando Guiza adquirieron varios vehículos de lujo en menos de medio año, por las fechas en las que recibieron los pagos del fraude que montaron en perjuicio del Instituto de Salud Pública estatal, en el 2012. El procurador Carlos Zamarripa Aguirre informó hoy que llegaron a pagar más de un millón de pesos en medio año, y a liquidar algunos de los vehículos al contado. “Con sus ingresos –el exdirector del Hospital de León ganaba alrededor de 60 mil pesos mensuales– nunca lo hubieran podido hacer. Ni llevar la vida que se daban”, dijo Zamarripa Aguirre. Ambos continuaban en funciones en cargos distintos a los que ocupaban dentro del gobierno del estado. Martín del Campo había iniciado un proceso de prejubilación, el cual se encuentra suspendido a causa de la indagatoria penal. Al ser presentados ante el juez séptimo, ambos no sólo se negaron a declarar, sino que tampoco quisieron firmar el acta con sus datos generales y donde quedó asentado que se reservaron su declaración. El juez les fijó una fianza de siete millones de pesos, y el plazo para que se resuelva su situación legal vence el jueves 30 cerca de la medianoche. En tanto, la secretaria de la Transparencia y Rendición de Cuentas, Isabel Tinoco, se negó a dar un solo detalle sobre la denuncia interpuesta ante la Procuraduría, o sobre los otros casos derivados de auditorías pendientes del sexenio anterior. Actualmente se encuentran en trámite ante la Procuraduría un total de nueve denuncias interpuestas por la Secretaría de la Transparencia; de  éstas, siete corresponden a irregularidades en adquisiciones del Instituto de Salud Pública del Estado, incluyendo a la que dio como resultado las tres detenciones recientes.  

Comentarios