Publican declaratoria de emergencia por sequía en Nuevo León

viernes, 3 de mayo de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- El Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó hoy la declaratoria de desastre natural en los 51 municipios de la entidad, como resultado de la sequía atípica que afecta la entidad. Según el bando suscrito por la Secretaría de Agricultura, (Sagarpa), y avalado por el subsecretario de Desarrollo Rural, Arturo Osornio Sánchez, los municipios beneficiados pueden acceder al Fondo de Apoyo Rural por Contingencias Climatológicas, que se desprende del Programa de Prevención y Manejo de Riesgos para respaldar al campo en caso de contingencias naturales. Sin embargo, no se ha especificado a cuánto ascenderá la partida del fondo federal y los recursos que serán entregados a cada uno de los municipios nuevoleoneses. El documento revela que el gobierno de Rodrigo Medina presentó la solicitud de declaratoria el 10 de abril, cuando desde el mes de febrero Óscar Gutiérrez Santana, director general del Organismo de Cuenca Río Bravo, de la Comisión Nacional del Agua (CNA), advirtió que había problemas por los bajos niveles en las presas y la entidad estaba en alerta por la ausencia de lluvias. En el decreto se especifica que los municipios beneficiados son Abasolo, Agualeguas, Apodaca, Los Aldamas, Allende, Anáhuac, Aramberri, Bustamante, Cadereyta Jiménez, Carmen, Cerralvo, Ciénega de Flores, China, Dr. Arroyo, Dr. Coss, Dr. González, Guadalupe, Galeana, García, Gral. Bravo, Gral. Terán, Gral. Treviño, Gral. Zaragoza, Gral. Zuazua, Gral. Escobedo. Asimismo, Los Herreras, Higueras, Hualahuises, Iturbide, Juárez, Lampazos de Naranjo, Linares, Marín, Melchor Ocampo, Mier y Noriega, Mina, Montemorelos, Monterrey, Parás, Pesquería, Los Ramones, Rayones, Sabinas Hidalgo, San Nicolás de los Garza, San Pedro Garza García, Salinas Victoria, Hidalgo, Santa Catarina, Santiago, Vallecillo y Villaldama. Aunque la escasez de agua afecta al estado desde hace tres años, el documento establece que la sequía atípica en la entidad se registró entre el 1 de enero al 31 de marzo. La declaratoria fue aprobada desde el 24 de abril, pero publicada hasta este día. A causa de la sequía, de acuerdo con la Unión Ganadera de Nuevo León, se han perdido en la entidad unas 100 mil cabezas de ganado, las que han sido enviadas a otros ranchos para su adecuada engorda o han sido sacrificadas por la falta de recursos para mantenerlas. Los diputados panistas han acusado al gobernador de actuar tarde frente al problema y carecer de un plan para responder a la crisis.

Comentarios

Otras Noticias