Indígenas exigen al gobierno de Chiapas regularizar predios; les dan portazo

martes, 7 de mayo de 2013
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Familias tzotziles y tzeltales exigieron a los gobiernos estatal y federal intervenir para regularizar tres predios que ocupan desde hace 30 años en la región de Montes Azules, luego de que llegaron a un acuerdo con los lacandones, quienes también se sumaron hoy a la demanda indígena. Luego de un largo viaje desde la Selva Lacandona, lacandones tzotziles y tzeltales llegaron a la capital del estado con la exigencia de ser atendidos por el gobernador Manuel Velasco Coello, sin embargo, les dieron cita para el jueves 16. La comisión de 20 indígenas se dijo indignada por el portazo que recibieron en el Palacio de Gobierno; los indígenas recordaron que la demanda que enarbolan es añeja y sólo han sido engañados por funcionarios menores. Chankin Chambor, líder y vocero de la Bienes Comunales de la Selva Lacandona, señaló que ellos como posesionarios de las tierras han llegado a un acuerdo con los pobladores de Ranchería Corozal, Salvador Allende y San Gregorio para que se queden en las tierras que ocupan, siempre y cuando no haya depredación de la Reserva de la Biosfera de Montes Azules. Nicolás Pérez Moshán, indígena tzotzil de San Gregorio, comentó que son 860 hectáreas de tierras las que ellos poseen desde hace más de 30 años. Y en ella viven, abundó, 43 familias que no están dispuestas a ser desalojadas por los gobiernos federal y estatal y que por ello han llegado a un acuerdo con los lacandones. Sebastián Jiménez Lara, de Salvador Allende, insistió en que las tierras pertenecieron a sus padres y abuelos y que han venido peleando por décadas para que sean regularizadas y no han tenido respuesta alguna. En Salvador Allende, acotó, viven ahora 22 familias tzeltales que ocupan 377 hectáreas de tierras y selvas. Y que también han llegado a un acuerdo de ocupación con la comunidad lacandona. Luego denunció que han sufrido presiones para que desalojen la tierra por parte de ambientalistas como Ricardo Frías y Julia Carabias. Miguel Gómez Méndez, de Ranchería Corozal, destacó que en la zona viven 13 familias que ocupan 260 hectáreas de tierras. Y que también ocupan el lugar desde antes que se entregaran las tierras a los lacandones. El gobierno federal dotó, en 1974, con más de 500 mil hectáreas de selvas a la comunidad lacandona; lo que las autoridades no contaban es que dentro de esa extensa dotación se encontraban ya poblados pequeños. Hoy llegaron los grupos a Tuxtla para pedir ser escuchados y atendidos, sin embargo, su petición tendrá que esperar varios días más, pues hoy no fueron escuchados por el gobierno estatal.

Comentarios