Exigen cese represión a normalistas en Guerrero

miércoles, 8 de mayo de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Estudiantes de la Normal de Ayotzinapa condenaron la detención “arbitraria” de 25 de sus compañeros realizada el martes 7 por policías estatales y federales sobre la carretera México-Acapulco; además, calificaron la acción como una muestra deliberada de las autoridades para “criminalizar” sus acciones. Por ello demandaron sancionar a los uniformados que participaron en la captura y golpiza contra los normalistas detenidos ayer, así como el cumplimiento de la recomendación que emitió la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sobre el caso Ayotzinapa, y el cese al “hostigamiento” contra los jóvenes. En rueda de prensa realizada en un auditorio de la Normal, ubicada en la cabecera municipal de Tixtla de Guerrero, integrantes del comité estudiantil reprocharon el hecho de que los gobiernos estatal y federal, en lugar de aplicar la ley y procesar a los funcionarios y policías que participaron en el desalojo de diciembre de 2011, donde fueron asesinados a tiros dos estudiantes durante un bloqueo a la Autopista del Sol, sigan “reprimiendo, persiguiendo y estigmatizando” a los normalistas de Ayotzinapa. En la lectura de un comunicado, explicaron que ayer a las 14:00 horas un grupo de 27 estudiantes de primer año arrió a bordo de un autobús al punto conocido como el crucero de Casa Verde, sobre la carretera federal México-Acapulco, realizar un “boteo” con el objetivo de recaudar fondos para el festejo por el Día de las Madres. Tres horas después, al menos cien policías estatales y federales llegaron al lugar ubicado a 15 minutos de esta capital realizando disparos al aire y deteniendo a 25 estudiantes, mientras que tres más lograron escapar corriendo hacia los cerros. Durante el trayecto a esta ciudad, afirmaron los normalistas, los detenidos fueron golpeados y torturados por los agentes policiacos, quienes en lugar de consignarlos ante alguna autoridad ministerial los trasladaron a las instalaciones del Instituto de Formación y Capacitación Policial estatal (Infocap), donde continuaron los tratos crueles contra los estudiantes. Horas después, los jóvenes fueron llevados a la sede de la Policía Ministerial Estatal (PME), donde los pusieron a disposición del Ministerio Público del fuero común sin presentar cargo alguno, por lo que fueron liberados al no haber delito que perseguir y luego rendir su declaración ministerial, cerca de las 3:00 horas de este miércoles. Ahí mismo los esperaban integrantes del magisterio disidente y normalistas que se manifestaron en la dependencia estatal, inmueble que estuvo resguardado por policías con equipo antimotín. Por ello, el dirigente estudiantil José Solano Ramírez reprochó la inexplicable acción policiaca que violentó los derechos humanos de sus compañeros normalistas. También recordó que esta es la segunda ocasión que policías estatales y federales golpean y detienen a estudiantes en el crucero de Casa Verde, que conecta la zona centro con la parte serrana de la entidad, y donde los normalistas acostumbran a pedir cooperaciones económicas a los automovilistas que circulan por la zona. Además, dijo que desde marzo el gobierno estatal suspendió el pago de alimentos y las becas a los estudiantes de Ayotzinapa, esto en represalia al apoyo que manifestaron al movimiento magisterial que se convirtió en el Movimiento Popular de Guerrero (MPG). Por ello, los normalistas de Ayotzinapa demandaron cese al hostigamiento contra los estudiantes, así como el desistimiento de las acciones penales en contra de los integrantes del MPG.

Comentarios