Maestros de la sección 18 toman casetas en Michoacán

jueves, 9 de mayo de 2013
MORELIA, Mich., (apro).- Mientras maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) instalaron esta mañana un plantón por tiempo indefinido en el Zócalo de la capital mexicana, mentores disidentes de la Sección 18 tomaron  las casetas de peaje de las autopistas México-Guadalajara y Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas, en esta entidad, como parte de su protesta por la promulgación de la reforma educativa. En tanto, normalistas indígenas de Cherán liberaron a uno de los seis policías que mantienen retenidos desde el pasado fin de semana, como medida de presión para que las autoridades educativas les otorguen mil 200 plazas automáticas. A partir de las 10 de la mañana y hasta entrada la tarde, los profesores disidentes cumplieron su amenaza de manifestarse en las autopistas México-Guadalajara y Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas, y también se apostaron en la carretera Morelia-Guadalajara. En los tres lugares permitieron el libre tránsito de los automovilistas, luego de que estos entregaban una cuota voluntaria. José Ortega, líder de la CNTE en la entidad, informó que de acuerdo con un monitoreo realizado al mediodía, llevaban al menos siete casetas de peaje intervenidas. "No estamos obstruyendo el tráfico, estamos aplicando lo que nosotros llamamos libre peaje", explicó en ese momento el dirigente sindical. Precisó que las casetas tomadas fueron las de Zirahuén, San Ángel Zurumucapio, Santa Casilda y Taretan, de la autopista Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas, así como las de Contepec, Zinapécuaro y Ecuandureo, de la México-Guadalajara. A la movilización se incorporaron algunos integrantes de la Organización de Normales Oficiales del Estado de Michoacán, quienes desde hace tres semanas realizan acciones de protesta en demanda de la entrega de plazas automáticas. En tanto, en Cherán los normalistas liberaron a uno de los seis policías que mantienen retenidos desde el pasado fin de semana. Según autoridades estatales, se trata de un agente del Ministerio Público, quien durante los días que estuvo retenido se negó a consumir alimentos. “En particular él se negaba a comer y se quejaba de estar mal de salud y no sé si fue motivo para permitirle la salida o bien fue un gesto de buena voluntad de parte de los normalistas; no quisiera presumir ninguna situación de éstas”, señaló al respecto el secretario de Gobierno, Fernando Cano Ochoa. Dos de los cinco policías estatales y ministeriales que mantienen retenidos los normalistas en Turícuaro, municipio de Nahuatzen, se encuentran bajo vigilancia médica, debido a que padecen diabetes. Cano Ochoa aseguró que no existe maltrato físico hacia los elementos, y aseguró que hoy mismo “pasaría un doctor de la comunidad del municipio de Nahuatzén a revisarlos y tengo entendido que los encontró bien en lo físico”. Durante las primeras horas de ayer, los normalistas retomaron sus acciones, y en la comunidad de Pomacuarán, municipio de Paracho, saquearon unidades comerciales pertenecientes a diversas empresas. “En la región de la meseta un grupo de aproximadamente 100 muchachos retuvo vehículos… y saqueó el producto”, señaló el funcionario estatal. Por su parte, el secretario de Educación en el Estado, Jesús Sierra Arias, reiteró que no hay condiciones para dialogar mientras los estudiantes hagan presión por medio de la retención de unidades y el secuestro de elementos policiacos. “Ayer estuvimos en la noche platicando con el director general de la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación (DGESPE) y nos informaba que ellos en la medida que encuentren condiciones propicias para venir a dialogar, en ese momento podrían venir a darnos una opinión de aquello que están analizando”, dijo. Señaló que por ahora la Secretaría de Educación analiza la posible pérdida del ciclo escolar de los estudiantes normalistas que mantienen las acciones de protesta.

Comentarios