Tabasco: deplora Ojeda Zubieta cambios a la Ley de Seguridad Pública

jueves, 9 de mayo de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda Zubieta, deploró que los diputados de su propio partido, el PRD, hayan actuado más con “resentimiento” y “enojo” contra el exgobernador Andrés Granier Melo, que en la “serenidad del análisis” durante la modificación a la Ley de Seguridad Pública que quitó la protección a los exmandatarios estatales. Sobre todo, acotó, porque no se podrá aplicar al exgobernador Andrés Granier dado que ninguna ley puede entrar en vigor de manera retroactiva y, en cambio, afectará al actual mandatario Arturo Núñez Jiménez y al propio Ojeda Zubieta una vez que dejen sus cargos en 2018. “Es de elemental principio de derecho que ninguna ley se puede aplicar de manera retroactiva y, si se pretende quitar la protección al exgobernador Granier, se podría inconformar y con la mano en la cintura ganar el pleito ante cualquier autoridad”, advirtió el abogado Javier Nucamendi Otero. El pasado 25 de abril, los diputados perredistas que dominan el Congreso, con votos a favor también de las bancadas de PRI, PAN, PT, Movimiento Ciudadano (MC), PVEM y Nueva Alianza (Panal), reformaron la Ley de Seguridad Pública e eliminaron la protección para quienes hayan sido gobernadores y secretarios de gobierno, así como a sus familiares y la vigilancia de sus propiedades, aprobada a finales del gobierno de Granier Melo. Ahora sólo se otorgará a exprocuradores y exsubprocuradores, así como a exdirectores de averiguaciones y extitulares de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y del Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Ojeda Zubieta reprochó que los cambios a la Ley de Seguridad Pública hayan obedecido más a un acto de resentimiento y coraje de los legisladores hacia Granier Melo que a la serenidad del análisis para una buena reforma. “Lo entendimos como un acto que tiene que ver más con un sentimiento y coraje hacia el gobernador anterior, que un acto planteado en la serenidad del análisis”, deploró. También dijo que la actuación de los diputados se enfocó más al rechazo que se tiene al anterior gobierno y a exfuncionarios, y no en la lógica de otros que no están en esa dinámica “y serán los que no cuenten con protección”, como él mismo como secretario de Gobierno y el mandatario Arturo Núñez cuando dejen sus cargos. “Desde mi punto de vista todos los exgobernadores que han estado al frente del estado deberían tener protección, incluyendo a los que han actuado inadecuadamente”, señaló para luego revelar que el planteamiento del gobernador Arturo Núñez sobre este caso “era en otro sentido”. Según la nueva disposición, la protección a los exprocuradores y subprocuradores, exdirectores de averiguaciones y extitulares de la SSP y del TSJ se prestará única y exclusivamente dentro del territorio tabasqueño, salvo los casos de servidores públicos en activo que lo requieran durante comisiones y representaciones oficiales fuera de la entidad pero dentro del país. El número de personal y equipo destinados a la protección no será mayor a dos elementos y se otorgará por un año, con prórroga de un más por única vez. “Los diputados quieren quitar la protección al exgobernador Granier, pero ignoraron que la ley no se puede aplicar de manera retroactiva y finalmente el afectado será el gobernador Arturo Núñez y su secretario de Gobierno, Raúl Ojeda, cuando dejen sus cargos”, acotó el abogado Javier Nucamendi.

Comentarios