Pipa se estrella en caseta de cobro y mata a siete profesores de la CNTE

jueves, 13 de junio de 2013 · 13:27
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Michoacán aclaró esta noche que fueron siete y no ocho los maestros que fallecieron cuando una pipa doble remolque se quedó sin frenos en la caseta de San Ángel Zurumucapio; arrastró una veintena de vehículos, se estrelló contra los baños de la caseta y explotó. Los miembros del sindicato magisterial disidente se encontraban en la zona desde las 8 de la mañana. Se manifestaban contra la reforma educativa. Habían tomado las casetas de peaje en la autopista Siglo XXI (Pátzcuaro-Zihuatanejo), de Pátzcuaro a Las Cañas, y habían hecho lo mismo con las de la Autopista de Occidente (México-Guadalajara) en el trecho Maravatío-Zinapécuaro-Panindícuaro-Coeneo-Zamora. La caseta donde ocurrió el siniestro está entre Pátzcuaro y Taretan: a 50 minutos de Morelia y a 15 de Uruapan. El reporte oficial indica que el accidente ocurrió antes de las 11 de la mañana. Fue originado por una falla mecánica de la pipa, que iba cargada con chapopote. El chofer, Luis Ortiz Ávila, de 28 años, perdió los frenos en una prolongada pendiente de la autopista. Tiene lesiones de gravedad y es atendido en un nosocomio de Uruapan, en calidad de detenido. Otras seis personas fueron trasladadas de emergencia a diversos hospitales de Uruapan, Pátzcuaro y Morelia. A éstas se suman seis personas que sufrieron heridas leves, que no requirieron hospitalización. La pipa pertenecía a la empresa de Transportes y Servicios STN SA de CV, de Guadalupe, Nuevo León. Los números de emergencia empezaron a recibir llamadas de auxilio poco después de las 11:00 de la mañana, por lo que policías y ambulancias se movilizaron hacia el kilómetro 87+500 (a 10 kilómetros de Uruapan). Algunas de las víctimas fueron identificadas por sus compañeros. Se trata de Arsenio Merced Tolentino, de Santa Cruz Tanaco; Salvador Zalapa, de Paracho; Flor Guadalupe Castillo de la Cruz, de Uruapan; Julio César Pérez Cerda, de Mújica, y Juan Alejandro Rodríguez Castillo. Al cierre de edición, los otros dos fallecidos se encontraban en calidad de desconocidos. En el lugar del accidente, las autoridades de la Subprocuraduría Regional de Justicia midieron la primera de las rampas de frenado, que se ubica a 300 metros de la caseta. Sin embargo, 150 metros atrás existe otra, por lo que se presume que el chofer aún no se daba cuenta de que no llevaba frenos. Debido a que la caseta de peaje de Zirahuén también estaba tomada por los integrantes de la CNTE, el paso de las ambulancias y los cuerpos policiacos que pretendían llegar al lugar para auxiliar a las víctimas fue sumamente lento, pues, además, los docentes estacionaron sus vehículos a la orilla de la carretera. Cuando los maestros que estaban en la caseta de Zirahuén se dieron cuenta de lo sucedido, decidieron abordar sus vehículos e irse retirando a discreción. El gobierno “lo lamenta” En un comunicado, el gobierno de Michoacán lamentó el hecho. Se informa que por instrucciones del gobernador interino, Jesús Reyna García, funcionarios se trasladaron al lugar de los hechos para brindar apoyo tanto a los familiares de los fallecidos como a los heridos. Los burócratas que se desplazaron fueron el encargado del despacho de la Secretaría de Gobierno, Fernando Cano Ochoa, y el secretario de Seguridad Pública (SSP), Alberto Reyes Vaca, que supervisaron los trabajos de rescate efectuados por elementos de Protección Civil y de la SSP. Personal del Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría de Justicia con sede en Uruapan, así como a Servicios Periciales, se presentó en el lugar para iniciar las investigaciones. Se explica que aún se realizan los trabajos de identificación de los cuerpos. “Es un acto de represión” José Luis Zarco, integrante del Comité Ejecutivo Seccional del CNTE sostuvo que como parte de su plan de acción sus compañeros comenzaron desde temprano con la movilización y la toma de casetas de la Autopista Siglo XXI y de la México-Guadalajara. El representante sindical anunció que los maestros que hoy estuvieron realizando las tomas se trasladarán al plantón que la CNTE ya había instalado desde ayer en el Centro Histórico de Morelia, a fin de determinar las acciones a seguir. Sin ofrecer ninguna prueba aventuró que el siniestro de hoy “es un acto brutal, qué casualidad que pase esto en nuestras movilizaciones. Culpamos directamente al gobierno del estado por lo ocurrido, es un acto de represión”. Adelantó que radicalizarán sus manifestaciones. Dijo que bloquearán centros comerciales y bancos, entre otras acciones que irán decidiendo. Se espera que, mañana, el dirigente de la CNTE-Michoacán, Juan José Ortega Madrigal, difunda el plan de acción.