Pactan transportistas poner fin a bloqueo carretero en Guerrero

martes, 16 de julio de 2013
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Transportistas de Arcelia decidieron liberar la carretera Iguala-Ciudad Altamirano, vía que mantienen bloqueada desde hace cinco días en demanda de la presentación con vida de su compañero Antonio Urióstegui Magdaleno, detenido el sábado 6 por elementos de la Secretaría de Marina. Lo anterior, luego de una reunión privada que sostuvieron esta tarde con el gobernador Ángel Aguirre Rivero en la residencia oficial Casa Guerrero, donde las autoridades se comprometieron a realizar una investigación para determinar el paradero de Urióstegui Magdalena, pues mandos de la Marina rechazaron haber detenido al taxista. El bloqueo realizado a la altura de la cabecera municipal de Arcelia se pretende retirar durante la madrugada de este miércoles 17, confirmó a Apro Francisco Ortiz, dirigente de los transportistas en este municipio de la región de Tierra Caliente. Antes, el presidente del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez, aseguró que un grupo delictivo se encuentra detrás del bloqueo de la vía que conecta la Zona Norte y la región de Tierra Caliente. Sin identificar al grupo criminal, Ortega Jiménez aseguró que una organización de la delincuencia organizada auspicia el bloqueo de los transportistas, por lo que los gobiernos estatal y federal, apuntó, “tienen que entrarle a la negociación” para destrabar el conflicto que tiene colapsada la región de Tierra Caliente. En entrevista, el diputado local perredista –hijo de Celso Ortega Rosas La Ardilla, quien fue detenido por agentes federales y acusado de narcotraficante y posteriormente ejecutado– consideró necesaria la intervención del gobierno de Enrique Peña Nieto para liberar la vía. En respuesta a la acusación del presidente del Congreso local, el gobernador Ángel Aguirre dijo que “en su momento” las autoridades estatales y federales tendrán que informar sobre ese asunto. El mandatario destacó que la Marina rechazó el señalamiento de haber detenido al taxista, a pesar de los señalamientos de testigos y familiares de la víctima. “Autoridades de la Marina me informaron que no implementaron ningún operativo y tampoco asesinaron al pasajero, ni se llevaron al taxista”, indicó Aguirre. El bloqueo carretero se encuentra a la altura del crucero del poblado de Palos Altos, que conecta con el Estado de México, ubicado a seis kilómetros de la cabecera municipal de Arcelia y en las inmediaciones de un plantel de educación media superior que se localiza a otros seis kilómetros rumbo al municipio de Pungarabato. Sobre este tramo de más de 12 kilómetros, decenas de personas –mujeres, niños, ancianos y hombres– caminan cargando maletas para llegar a la cabecera de Arcelia, o dirigirse a buscar transporte que los lleve a Ciudad Altamirano y el estado de Michoacán. Los afectados son transportistas y ciudadanos originarios de esta región que radican o visitan la zona desde diferentes puntos del país en este periodo vacacional, constató Apro durante un recorrido por la zona de conflicto. Desde el jueves 11, los transportistas de Arcelia decidieron obstruir por unas horas la vía que conecta la Zona Norte con la región de Tierra Caliente, una franja controlada por los grupos delincuenciales La Familia y Los Caballeros Templarios. Los inconformes habían advertido que el bloqueo se mantendría hasta que apareciera con vida Antonio Urióstegui Magdalena, El Rey Misterio, detenido el sábado anterior. Al respecto, el abogado de los familiares del taxista desaparecido, José Cortés, dijo a Apro que infantes de Marina declararon ante autoridades ministeriales que ese día montaron un retén en ese poblado ubicado en la zona serrana de Arcelia y que el transportista que viajaba con un civil se negó a detenerse cuando les marcaron el alto y por ello atacaron la unidad. En el lugar murió el copiloto que presuntamente portaba un rifle AR-15, y fue detenido el chofer de la unidad, indicó el defensor. No obstante, los oficiales de la Marina presentaron ante las autoridades ministeriales el cuerpo del civil asesinado y no explicaron nada sobre el paradero del taxista, indicó. Durante estos días el bloqueo afectó actividades de pobladores de nueve municipios, así como el comercio y transporte de la zona. Sin embargo, después de cinco días el gobernador Aguirre decidió intervenir en el conflicto y prometer una investigación para determinar el paradero del taxista.  

Comentarios