Dos policías extorsionan a una pareja en Quintana Roo

jueves, 18 de julio de 2013
CANCÚN, Q. Roo., (proceso.com.mx).-  Dos elementos de la Policía Preventiva Municipal (PPM) pretendieron extorsionar a una pareja “por faltas a la moral”, pero gracias a que la hermana de una de las víctimas es agente del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia ambos agentes terminaron en la cárcel. “Con estos dos sumamos 401 elementos dados debaja por corrupción”, presumió  el titular de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito, Jesús Aiza Kaluf. De acuerdo con el jefe policíaco, los agentes de la PPM Carlos Hernández Moreno, de 35 años, originario de Chiapas, y Armando Vázquez Montejo, de 34, originario de Tabasco, extorsionaron a una pareja en el centro de la ciudad. Los agraviados refirieron que únicamente platicaban en el interior de un automóvil en el parque de la Súper Manzana 15 cuando dos elementos de la PPM los abordaron y los obligaron a salir del automóvil. Los acusaron de cometer "actos inmorales”. Los policías les exigieron dinero para dejarlos en libertad. Los agentes pidieron “un arreglo” de cinco mil pesos, pero uno de los agraviados  les entregó  300 pesos, pues era todo lo que tenía. Los policías le manifestaron que no era suficiente  y exigieron objetos de valor, las víctimas entregaron un teléfono celular y un reloj. Los policías sólo aceptaron los objetos como garantía y exigieron a la pareja que acudieran a un cajero  automático a retirar efectivo y así entregar los cinco mil pesos. Además, los  policías retuvieron las identificaciones de la pareja "como garantía". Sin embargo, al alejarse de ellos, uno de los agraviados solicitó apoyo a su hermana, quien es agente del Misterio Público. La funcionaria de la Procuraduría estatal solicitó el apoyo a la central de radios de la SMSPT, que así vez dio parte al titular de esa Secretaría, Jesús  Aiza Kaluf. El titular de la SMSPT ordenó la detención de los elementos, quienes fueron presentados   ante los agraviados. A los dos policías se les  encontró un teléfono celular Blackberry 8520, color blanco; un reloj y la cantidad de 300 pesos, así como las identificaciones  de los agraviados.

Comentarios