Niño tzotzil maltratado trabajaba en Tabasco para comprar zapatos y útiles

domingo, 28 de julio de 2013
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- La madre del niño tzotzil maltratado por inspectores de comercio en Tabasco, dijo que su hijo fue a trabajar a Tabasco para aprovechar sus vacaciones y ganar algo de dinero para comprarse zapatos y útiles escolares para el regreso a clases. Andrea Díaz Pérez, quien vive en Romerillo, municipio de San Juan Chamula, Chiapas, asegura que hace tres días se enteró de que su hijo Feliciano Díaz Díaz, de 10 años, fue maltratado por los servidores públicos pero que no ha podido comunicarse con el niño porque no tiene los recursos suficientes para hacerlo y mucho menos para viajar a Villahermosa, Tabasco a verlo, según el diario Tabasco Hoy. La mujer tiene otros tres hijos: Daniel, Marcela y Ángel, de ocho, tres y un año tres meses, respectivamente. Agrega que su esposo Mario Díaz Hernández se fue como indocumentado a Estados Unidos a trabajar. Andrea ni siquiera ha podido ver a su hijo en las noticias porque en su vivienda no cuenta con televisión. Todo lo que sabe de él es por lo que le han contado vecinos y familiares. Explicó que Feliciano, quien cursará el quinto grado de primaria, fue a Tabasco con su tía Gloria Díaz Hernández para vender dulces y ganar un poco de dinero para el regreso a clases. El niño debe caminar una hora y media para llegar a su escuela. Andrea asegura que hasta el momento no ha recibido ningún tipo de ayuda del gobierno de Chiapas. Además pidió que la beca que el gobierno de Tabasco anunció que dará a su hijo, pueda usarse para que el menor estudie en Chiapas.

Comentarios