Interponen queja de última hora contra "turismo electoral"

viernes, 5 de julio de 2013
CAMPECHE, Camp., (apro).- El Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC) presentó hoy una nueva queja en contra del vocal ejecutivo de la Junta Local del Instituto Federal Electoral (IFE) en Quintana Roo, Juan Álvaro Martínez Lozano, “por infracciones en que han incurrido en contravención al Código Federal Electoral”. En esta queja, que esta vez alcanzó también al vocal Ejecutivo de la Junta Distrital Ejecutiva 02 del IFE en Quintana Roo, José Francisco Croce Flota, el presidente del IEEC, Antonio Sabido Góngora, solicitó además “la suspensión temporal de los cargos y empleos que vienen desempeñando los presuntos infractores”. En mayo pasado interpuso una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) en contra de Martínez Lozano y Ricardo de la Rosa Ruiz, vocal del Registro Federal de Electores del IFE en Quintana Roo, por empadronar campechanos asentados en la franja territorial en disputa como ciudadanos quintanarroenses para que pudieran votar en las elecciones que se celebrarán este domingo en aquella entidad. Apenas ayer, Sabido Góngora amplió la demanda contra ambos funcionarios y denunció que las autoridades electorales de Quintana Roo programaron la instalación de casillas en comunidades campechanas. Hoy, el presidente del IEEC entregó en la Junta Local Ejecutiva del IFE en Campeche la queja dirigida a Gregorio Guerrero Pozas, contralor del órgano electoral federal, en contra de Martínez Lozano y Croce Flota. El motivo de la inconformidad es que “pese a las responsabilidades inherentes a las delegaciones del IFE, durante el curso de las presentes elecciones locales en Quintana Roo, el instituto electoral de dicha entidad federativa, en unión con los funcionarios antes señalados como infractores en la presente queja, han llevado y siguen llevando a cabo una campaña de desinformación, en la que inducen inestabilidad, encono y confusión entre los ciudadanos de las poblaciones Lázaro Cárdenas 2 y Cerro de las Flores, al fijar en diversos lugares de ellas carteles publicitarios en donde se expresa: ‘Zona Limítrofe proceso electoral 2013’…”. “Ello a sabiendas que en ninguna parte de la geografía electoral federal, ni local, ni en los catálogos resultantes de procesos de redistritación, ni en ninguna información oficial autorizada por el IFE exista, haya existido o esté por existir ninguna extensión de territorio nacional denominada ‘zona limítrofe’”. Sostiene que esa terminología únicamente ha sido empleada por los medios de comunicación quintanarroenses al referirse al territorio campechano “que, según sus autoridades, les corresponde, sin que medie ningún decreto expedido por el Senado de la República o sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación que así lo haya determinado”. Asienta que, contrario a ello, “se encuentran vigentes los límites geográficos que corresponden a cada estado y que la vecindad de los ciudadanos a razón de sus domicilios es la que otorga el derecho a participar en los procesos electorales de las localidades en cita, mismas que pertenecen al municipio de Calakmul, del estado de Campeche”. También refiere que en el centro de los carteles publicitarios que se exhiben en localidades de Campeche “se inserta un modelo de credencial para votar con fotografía en el que se afirma que la supuesta zona de conflicto corresponde al estado de Quintana Roo y la ciudadanía de los que viven en ella es quintanarroense”. Señala que como responsables del cartel publicitario en cuestión aparecen el Instituto Electoral del Quintana Roo (Ieqroo) y el IFE, “lo que obedece a la vinculación que existe entre ambos entes electorales, en el proceso electoral que se suscita actualmente en el estado de Quintana Roo”.  

Comentarios