La Secretaría de Educación de Quintana Roo sufre un déficit del 30%

viernes, 16 de agosto de 2013
CANCÚN, Q.Roo., (proceso.com.mx).- En medio de  drásticas medidas de recorte del gasto público por parte del gobierno estatal  y el  aumento de impuestos,  la Secretaría de Educación en Quintana Roo (Seq) presenta  un déficit de casi el 30 por ciento de su presupuesto programado para 2013. La titular de la Seq, Sara Latife Ruíz Chávez, afirmó que esta dependencia  presenta un déficit financiero de mil 300 millones de pesos, derivado  de “una excesiva carga de nómina”. Para 2013, el Congreso del estado aprobó para los Servicios Educativos de Quintana Roo un total de 4 mil 633 millones 371 mil 539 pesos. Ruiz Chávez reconoció que la problemática financiera es insostenible para la Seq pues “hay  una excesiva carga de la nómina” y anticipó que buscará más recursos federales a fin de cubrir este déficit  en  el gasto educativo. “En el tema educativo o las finanzas están en un estatus insostenible y no se puede más, hay que tomar estas medidas y eficientar el gasto en materia educativa”, dijo. En este sentido, señaló que se pretende modificar para la entidad  la fórmula de asignación de recursos del Fondo de Aportaciones de la Educación Básica y Normal (FAEB) del gobierno federal. “Todo parece indicar que en este análisis que estamos haciendo que nuestra nómina cuesta más de lo que nos envía la federación a través del Fondo de Aportaciones de la Educación Básica y estamos haciendo el análisis con México”, dijo. También destacó que el reciente incremento del  dos al tres por ciento del impuesto sobre la nómina contribuirá a abatir este déficit. “Ayudaría porque el boquete financiero que tenemos es considerable, ello nos lleva tener retrasos a terceros, por ejemplo, institucionales como lo son estas prestadurías o bien lo servicio hipotecarios a través de Fovissste, la situación es crítica”. También anunció que se aplicará un plan de austeridad en la dependencia. El presupuesto  total del gobierno de Quintana Roo para 2013 asciende a 22 mil 390 millones 728 mil 894 pesos. Tras las elecciones de pasado 7 de julio, a iniciativa del  gobernador Roberto Borge, el Congreso del estado aprobó un paquete de ajustes que incluyeron  la “reestructuración” de casi cinco mil millones de pesos y  el  aumento del impuesto sobre nómina, así como la supresión de dependencias  estatales y la reducción de salarios de funcionarios.

Comentarios