Por inseguridad, cierran seminario en Apatzingán, Michoacán

miércoles, 21 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El obispo Miguel Patiño Velásquez lamentó que la Diócesis de Apatzingán, Michoacán se haya quedado sin seminaristas debido a la inseguridad que priva en la zona. “Los alumnos que vienen al seminario pertenecen a los ranchos y poblados que actualmente están copados por el crimen organizado. Esto ha provocado una disminución de vocaciones, lo que nos ha obligado a cerrar el seminario”, puntualizó el jerarca en una entrevista con el semanario Desde la Fe. El obispo indicó que debido a la escasez de aspirantes al sacerdocio, los seminaristas que cursaban sus estudios en Apatzingán fueron trasladados al Seminario de Zamora, donde hasta hace 15 años todavía eran formados. Asimismo, explicó que pidió ayuda al obispado de Zamora, a cargo de Javier Navarro Rodríguez, para que los pocos seminaristas que tiene la diócesis continúen sus estudios en esa ciudad, y subrayó que esta situación no se debe a que el crimen organizado haya hecho amenazas, obligado a cerrar el Seminario San José y Santa María o les haya impedido dar clases. “Es una cuestión de vocaciones, no porque ellos (crimen organizado) nos hayan impedido la formación de los seminaristas. Simplemente no tenemos muchachos con qué sustentar el seminario”, subrayó. Patiño Velásquez consideró que la falta de libre tránsito entre los municipios de la diócesis de Apatzingán ha sido un factor negativo en el impulso a las vocaciones sacerdotales. “Cada vez que se levanta en armas un municipio, hay problemas. Los comunitarios ponen sus retenes en las carreteras o en los caminos vecinales de terracería para no dejar entrar a los miembros del crimen organizado. Esto impide el libre tránsito de los sacerdotes para pasar de un municipio a otro”, dijo.

Comentarios