Formal prisión a cinco comuneros de Aquila

jueves, 22 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El Juzgado Tercero Penal de Primera Instancia, con sede en Morelia, Michoacán, decretó la formal prisión a los cinco comunitarios de Aquila que desde el pasado jueves 14 se encuentran recluidos en el penal estatal de Mil Cumbres, por los presuntos delitos de secuestro, lesiones, robo y robo calificado. En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, detalla que el juez determinó que con base a los elementos aportados existen indicios de la participación de Agustín Villanueva en los delitos de secuestro, lesiones y robo en dos procesos distintos. Los otros capturados son Salvador Martínez Cárdenas, Vicente Villanueva Ramírez, Efraín Villanueva Ramírez y Guadalupe Magaña Orozco. El documento precisa que también se les acreditaron responsabilidades en los delitos de secuestro y lesiones. El resto de los comunitarios detenidos –22— durante el operativo conjunto que llevaron a cabo las secretarías de la Defensa, la Marina y la Policía Federal en Aquila, permanece detenido en el penal federal de Villa Aldama, Veracruz, luego de que ayer fueron liberados 18 integrantes. Ayer, además, el Tribunal Unitario Agrario distrito 38, con sede en esta ciudad, desconoció a la directiva encabezada por Octavio Villanueva Magaña en el Comisariado de Bienes Comunales de Aquila, Michoacán, y en su lugar validó la mesa que representa Fidel Villanueva Espinosa. El líder depuesto, Octavio Villanueva, llegó al puesto con el apoyo del grupo del exdirigente comunal Agustín Villanueva Ramírez, detenido junto con 45 personas más el pasado 16 de agosto por haber integrado el grupo de autodefensa de ese lugar. En tanto, el dirigente reconocido por el tribunal, Fidel Villanueva, forma parte del grupo contrario, al que también pertenecen Miguel Zapién Godínez y José Cortés Méndez, secretario y tesorero de la directiva, quienes se identifican con el presidente municipal de Aquila, Juan Hernández. Esta lucha en Aquila (y la subsecuente creación del grupo de autodefensa) provocó que, hace poco más de un mes, 45 familias detractoras de Agustín Villanueva tuvieran que salir huyendo de la comunidad y se exiliaran en Colima, desde donde exigieron que se aplicara la ley en su municipio de origen.