Renuncia dirigente estatal del PRI en Querétaro

jueves, 22 de agosto de 2013
QUERÉTARO, Qro., (proceso.com.mx).- Para enfrentar la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que ordenó procesarlo por desacato, el dirigente estatal del PRI, Alonso Landeros Tejeida, presentó su renuncia a este cargo ante el Comité Ejecutivo Nacional y el Consejo Político Estatal de dicho partido. De acuerdo con el fallo de la SCJN, Landeros Tejeida incurrió en desacato cuando fue presidente municipal de Pedro Escobedo, al incumplir una sentencia que obligaba al municipio a reintegrar poco más de 326 mil pesos. Esta resolución también alcanza a la actual alcaldesa de Pedro Escobedo, Graciela Juárez Montes, quien es igualmente priista. Ambos, junto con el extesorero José Jaime Jesús Sixtos y la actual tesorera, Aideé Verónica Corona García, tendrían que comparecer ante el Juez Tercero de Distrito por esta decisión de la Corte. En la carta que este miércoles entregó a César Camacho Quiroz, el ahora expresidente del CDE del PRI se define como un hombre de instituciones que tomó la decisión de separarse del cargo “de manera espontánea y voluntaria” (sic) para colaborar en el desahogo del proceso que se sigue en su contra, según el expediente 394/2013 de la SCJN. “Me voy satisfecho de haber dirigido mi partido durante este tiempo, que me permitió en conjunto con la militancia, diseñar, construir y fortalecer la estructura de nuestro instituto rumbo al proceso electoral del 2015”, dice la carta. Al final, aclara que el proceso jurídico que se sigue en su contra obedece “a una omisión administrativa “y bajo ninguna circunstancia deriva de una cuestión de corrupción o desvío de recursos”. Los cuatro funcionarios y exfuncionarios municipales de Pedro Escobedo incumplieron con el reintegro de recursos a una empresa que se amparó contra el cobro de alumbrado público.

Comentarios