Maestros disidentes siguen a la espera de diálogo con gobernador de Tabasco

martes, 27 de agosto de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobierno del estado desmintió que el gobernador Arturo Núñez se haya reunido este martes con líderes magisteriales que mantienen paro laboral desde el lunes 19 y plantón frente a la residencia oficial Quinta Grijalva, desde ayer. La coordinadora general de Comunicación Social y Relaciones Públicas, Dolores Gutiérrez, tachó de “errónea” la información difundida esta tarde por el diario Tabasco Hoy en su portal de internet, en el sentido de que, en ese momento –las 15:43 horas– el gobernador Arturo Núñez dialogaba con los líderes magisteriales en la Quinta Grijalva. La vocera precisó que el mandatario tabasqueño se encuentra en la Ciudad de México, “donde este martes participó en la trigésima cuarta sesión del Consejo Nacional de Seguridad Pública, que estuvo encabezada por el presidente Enrique Peña Nieto”. De tal modo, aclaró, el gobernador Arturo Núñez Jiménez “no pudo haber dialogado en la Quinta Grijalva con los dirigentes de los sindicatos Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Independiente de Trabajadores de la Educación en México (SITEM) e Independiente de Trabajadores de la Educación en Tabasco (SITET)”. Los maestros de estos tres sindicatos, alrededor de 30 mil, iniciaron paro laboral desde el inicio del ciclo escolar y dejaron sin clases a más de 550 mil alumnos de preescolar, primaria y secundaria. Su principal demanda es la renuncia del titular de la Secretaría de Educación (SE), Rodolfo Lara Lagunas, por supuestas violaciones  a sus derechos sindicales. Lara Lagunas ha denunciado que lo que quieren los líderes magisteriales es seguir manteniendo privilegios como la entrega de plazas para hijos y familiares, así como carros y hasta conjuntos musicales como la Sonora Margarita para festejos del gremio. Pero, sobre todo, la entrega de millones de pesos de “apoyos”  que el gobierno de Andrés les entregaba, sin rendir cuentas a nadie. De acuerdo con documentos oficiales, tan sólo a la Sección 29 del SNTE, el gobierno de Granier Melo le entregó 330 millones de pesos de 2008 a 2012. Los convenios fueron firmados por las extitulares de la SE, Rosa Beatriz Luque Green y Deyanira Camacho, así como por el líder de la sección 29 del SNTE, Pedro Estrada y el actual dirigente de ese sindicato, Guadalupe Arias Acopa; y el exsubsecretario de Egresos de la secretaría de Finanzas, Miguel Ángel Contreras, prófugo de la justicia por el multimillonario desfalco a las arcas del estado. Por estos hechos, desde el pasado lunes 19 la dirigencia estatal del Partido Acción Nacional (PAN) presentó denuncia ante la procuraduría General de Justicia (PGJE), Contraloría del Estado y el Órgano Superior de Fiscalización (OSFE) para que se aclare el destino de esos 330 millones de pesos.

Comentarios