Protestan por construcción de templo de los Legionarios de Cristo en Cancún

domingo, 1 de septiembre de 2013
CANCÚN, Q. Roo (proceso.com.mx).- La ampliación de una iglesia ubicada en un parque público, llevada a cabo por los Legionarios de Cristo, desató un enfrentamiento entre vecinos y feligreses en cual intervinieron elementos de la Policía Preventiva Municipal y de Tránsito. Vecinos de la súpermanzana 30 protestaron esta mañana debido a que, como parte de las obras de la nueva iglesia La Sagrada Familia, fueron destruidos los costados del parque a fin de construir cajones de estacionamiento para los feligreses que acudan al templo católico. Los residentes colocaron mantas en contra del proyecto y cerraron los accesos al área verde localizada en el primer cuadro de la ciudad. Los manifestantes llevaron pancartas y repartieron volantes para exigir que cese la destrucción del parque. “¿Sabías que el predio en donde están construyendo la iglesia es una invasión de los Legionarios de Cristo?”, indicaba una de las seis mantas colocadas frente a la iglesia. “Los parques no se venden ni son estacionamientos para los negocios de culto”, acusaba otro cartel. Sin embargo, un grupo de mujeres salió de la iglesia y destruyó las mantas colocadas alrededor del inmueble aún en construcción; también arrebataron los volantes y pancartas a algunos inconformes. Al lugar llegaron elementos de la Policía Preventiva y de Tránsito, que rompieron el bloqueo en las vialidades alrededor del parque. De igual forma, los efectivos policiacos impidieron a los manifestantes volver a colocar las mantas. En medio del enfrentamiento, el párroco del templo, Gonzalo Aguilar, ofició la misa en la iglesia a las 10:00 horas. En respuesta, los residentes procedieron a tocar los cláxones de sus automóviles a fin de opacar la homilía. Los vecinos lamentaron que los policías impidieran su manifestación contra la construcción de esta iglesia en el parque, que, subrayaron, “es un espacio público”. “La Policía Municipal ahora es instrumento represor de los Legionarios de Cristo”, denunció una de las vecinas. De igual forma, acusaron al padre Gonzalo se “azuzar” a los feligreses contra los manifestantes. Asimismo, señalaron al director municipal de Desarrollo Urbano, Humberto Aguilera Ruiz, por ignorar un recurso legal presentado por ellos para detener la construcción de la iglesia.

Comentarios