Fuga en ducto de Pemex contamina presa en Nuevo León

jueves, 19 de septiembre de 2013
MONTERREY, N.L. (apro).- El gobernador Rodrigo Medina dio a conocer hoy las secuelas que dejó a su paso por esta entidad el huracán Ingrid. Detalló que aparte de dejar incomunicadas a 13 mil 055 personas de 129 poblados, contaminó con hidrocarburos la presa Cerro Prieto, una de las fuentes de suministro de agua potable hacia la zona metropolitana de esta ciudad, por lo que ya fue suspendida temporalmente la extracción del líquido. Según el mandatario, un ducto de Pemex se rompió tras el paso del huracán y el hidrocarburo se esparció en la presa ubicada en Linares, 150 kilómetros al sur de la capital. “Ha sido complejo el atender este fenómeno porque sigue llegando mucha agua a la Presa Cerro Prieto y esto ha enturbecido (sic) el flujo de la misma, del agua, y tenemos que esperar a que esto baje un poco para que pueda flotar el combustible, que es más ligero, y poderlo sacar”, explicó Medina. El pasado martes 12, Petróleos Mexicanos dio cuenta de la ruptura del poliducto de 12 pulgadas ubicado en la línea Madero-Cadereyta, en Linares, ocasionado por el desbordamiento del río Pablillo, por las intensas lluvias registradas en los días recientes en la entidad. Los ingenieros cerraron las válvulas, colocaron barreras marinas y efectuaron un barrido con cordones oleofílicos para contener el carburante y evitar que se esparza en el cuerpo de agua. También hacen labores de recuperación del hidrocarburo con unidades de presión al vacío, concluye el comunicado. Medina explicó que los trabajos de extracción del líquido contaminante se dificultan porque los escurrimientos posteriores a la tormenta se derivan torrencialmente a la presa y revuelven el líquido del vaso. La buena noticia, dijo, es que las precipitaciones ocasionaron que los niveles de las tres presas de la entidad subieran considerablemente, después de un período de intensa sequía que inició hace tres años, tras el paso del Huracán Alex, que devastó la entidad el 1 de julio del 2010. Cerro Prieto, en Linares, está al 93% de su capacidad; La Boca, en Santiago, al 86%; y El Cuchillo, en China, al 54%. El mandatario habló también sobre los daños a la población. Dijo que actualmente 13 mil 055 personas, de 129 poblados, se encuentran incomunicados, pero que se les presta asistencia a través de helicópteros. Además, que se establecieron 37 albergues donde se da refugio a 924 personas, que hay 45 municipios afectados y que en los municipios sureños de la región citrícola hay 18 escuelas de difícil acceso para los niños, por lo que la Secretaria de Educación en el estado evaluará cada caso, para determinar si autoriza que sean reanudadas ahí las clases suspendidas durante el meteoro. En la zona metropolitana dijo que no había daños estructurales, más allá de los baches ocasionados por el levantamiento de la carpeta asfáltica.

Comentarios