Se rebelan 14 municipios oaxaqueños contra la Federación por obra carretera cancelada

lunes, 2 de septiembre de 2013
OAXACA, Oax. (apro).- Por la cancelación de 39 millones de pesos asignados a la ampliación, pavimentación y construcción de la carretera Sola de Vega-Santa Cruz Zenzontepec, autoridades de 14 municipios de la Sierra Sur acordaron rebelarse ante los “desatinos” del gobierno federal y advirtieron que “la paciencia de nuestros habitantes se acaba”. La Unión de Ayuntamientos de la Sierra Sur y la Unión de Ayuntamientos de Pueblos de la Montaña acordaron, en una asamblea celebrada en Santa María Lachixio, que el próximo 4 de septiembre bloquearán la caseta de peaje de Huitzo de la carretera Oaxaca-Cuacnopalan y las oficinas regionales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Los inconformes aseguraron que no permitirán más engaños para las comunidades indígenas de la región, por ello, exigirán el cumplimiento de la liberación del recurso etiquetado y la ejecución de la obra que tanta falta hace. El presidente de la Unión de Ayuntamientos de la Sierra Sur, Hildeberto Román Espinoza, informó que la Cámara de Diputados Federal dispuso en el Presupuesto de Egresos de 2013 (publicado en el Diario Oficial de la Federación el 27 de diciembre de 2012), una inversión de 39 millones de pesos para la carretera Sola de Vega-San Lorenzo Texmelucan-Santo Domingo Teojomulco-San Jacinto Tlacotepec-Santa Cruz Zenzontepec. Sin embargo, el director del Centro del SCT-Oaxaca, David Mayrén Carrasco, les aseguró que definitivamente para los municipios de la zona no había nada porque simplemente el presupuesto desapareció del sistema. El también presidente de Santo Domingo Teojomulco consideró que la cancelación de la obra constituye una burla para la Sierra Sur por la importancia de los trabajos de modernización y ampliación de la carretera, por lo que exigió “no más engaños para los pueblo indígenas porque no lo vamos a permitir”. Por su parte, el munícipe de Santa Cruz Zenzontepec, Francisco Palacio Merino, resaltó que los pueblos de la Sierra Sur son pacíficos, pero que nos les dejan otro camino para demandar la ejecución de la obra: “Nos están quitando el presupuesto que nos corresponde y la paciencia de nuestros habitantes se acaba”. En tanto, el edil de Santiago Textitlán, Alfredo Morales Ortiz, dijo: “La cancelación de la inversión muestra la utilización de la mentira al estilo del viejo priismo para no atender a los pueblos indígenas y no lo vamos a permitir”. De igual forma, cuestionaron al gobierno de Gabino Cué porque sus funcionarios de la Secretaría General de Gobierno, Caminos y Aeropistas de Oaxaca y de la Secretaría de Salud los dejaron plantados el pasado 30 de agosto en Santa María Lachixio, lo que revela el desprecio a los pueblos indígenas. Por ello, presidentes y agentes municipales acordaron que exigirán el equipamiento y personal de la Clínica de Santa María Lachixio y Santiago Textitlán ya que en el periodo de Ulises Ruiz Ortiz se construyeron las obras, sin embargo, son elefantes blancos porque están cerrados a pesar de la necesidad de los servicios de Salud en la zona.

Comentarios