Desplante del gobernador de Campeche enerva a indígenas y desata gresca

jueves, 26 de septiembre de 2013
HECELCHAKÁN, Camp. (apro).- Enfurecidos por un desplante, ejidatarios de Pomuch acorralaron hoy al gobernador Fernando Ortega Bernés en el teatro de la ciudad, de donde tuvo que ser rescatado por sus escoltas y por los invitados al informe del alcalde Fernando Sleme Lavadores. El conflicto estalló cuando el mandatario fue abordado por el comisario de la junta municipal de Pomuch, Santiago Yam Poot, quien le solicitó que acudiera a su comunidad a constatar el deplorable estado de las calles. —Iré cuando tenga tiempo —respondió elusivo el gobernador. —¿Pero cuándo tendrá tiempo? —insistió su interlocutor. —¡Iré cuando yo tenga tiempo, no cuando tú quieras! —reviró bruscamente Ortega. Ante su respuesta, Yam Poot hizo notar a su gente la postura del gobernador. Los pobladores comenzaron a gritarle “mentiroso” y calificativos. Ahí se armó una gresca entre los escoltas del mandatario y los ejidatarios. Para rescatarlo y sacarlo del recinto los invitados tuvieron que formar una valla humana. El recinto fue cerrado hasta que el mandatario se retiró.

Comentarios