Morelos: Incendian 150 casas durante desalojo

jueves, 26 de septiembre de 2013
JIUTEPEC, Mor. (apro).- Policías estatales quemaron alrededor de 150 casas de personas que invadieron la reserva protegida El Texcal, denunciaron habitantes desalojados del territorio federal. Sin embargo, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) se deslindó de las acciones y dijo que sus elementos sólo acudieron en apoyo de brigadistas de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), quienes fueron los autores principales del retiro de los precaristas. Los afectados acusaron que el operativo fue dirigido a destruir sus viviendas rústicas construidas con lámina de cartón y madera. Los policías, narraron los afectados, llegaron alrededor de las ocho de la mañana y enseguida comenzaron a golpear a sus moradores y a amenazarlos para que no intentaran volver a asentarse de manera irregular en la zona de reserva ecológica. Por su parte, la SSP divulgó la detención de habitantes de la zona por su presunta responsabilidad en la detonación de armas de fuego que provocaron lesiones en uno de los elementos. Otros habitantes que, según la SSP, lesionaron a más policías por el arrojo de piedras, también fueron llevados a las instalaciones de la SSP para después ponerlos a disposición de las autoridades ministeriales. [gallery type="rectangular" ids="353853,353852,353851,353850"] Las casas fueron quemadas en su totalidad con las pertenencias de los pobladores. Sólo quedaron los restos metálicos de sus camas, roperos, lavadoras, mesas, sillas, sus ropa fue quemada y los utensilios de cocina lucen incinerados. “Nos amenazaron con golpes y nos preguntaban dónde están las armas”, se quejó una mujer de la tercera edad que se refugió en la capilla de la zona invadida. Otra mujer mostró las piernas y los brazos con moretones producto de los macanazos que le propinaron los policías cuando la desalojaban de su propiedad de cartón, que más tarde fue quemada con todas sus pertenecías. La policía se llevó detenidas a por lo menos siete personas, una de ellas menor de edad. Los detenidos son los hermanos Rubén y Margarito Cuéllar Calixto, María Valdés, Lucía Díaz, Salvador Diego García, Juan García y Julio Guadarrama. Anunciaron que se trasladarán a la Comisión de Derechos Humanos para presentar una queja formal por los abusos. La reserva protegida se localiza entre los municipio de Tepoztlán y Jiutepec, ha sido invadida por años sin que las autoridades frenen los asentamientos humanos irregulares. Son cientos de hectáreas las invadidas, en las que incluso existen construcciones de tabique y cemento. Varios de los que ahí habitan reconocen que compraron sin saber que se trata de una reserva protegida, pero tienen que aguantar los embates de la policía con la esperanza de que algún día se regularice por no tener a donde irse a vivir.

Comentarios