Reubican al fin a exiliados chipanecos

jueves, 26 de septiembre de 2013
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Más de 100 familias que durante casi cinco meses permanecieron refugiadas en albergues de Tuxtla retornaron hoy por fin a su municipio: Venustiano Carranza. Sin embargo, lo hicieron fuera de los “Bienes Comunales”, de donde fueron expulsados de forma violenta el pasado mayo. Tras casi cinco meses de vivir hacinados en tres albergues y otro período a la intemperie en el parque central de la capital del estado, hombres, mujeres y niños dejaron las instalaciones de la Feria Chiapas en una larga caravana de camiones, vehículos y camionetas resguardados por policías estatales y por personal del Instituto de Protección Civil del gobierno local. Este jueves 28 pusieron fin a ese largo peregrinar e incertidumbre que vivieron desde el pasado 5 de mayo. Ese domingo 5 de mayo fueron expulsados de forma violenta de la cabecera municipal de Venustiano Carranza, sus casas con muebles, y carros en la puerta de muchos de ellos fueron incendiados. Al menos dos personas murieron a tiros. Los agraviados acusaron a los miembros de la Organización Campesina Emiliano Zapata-Casa del Pueblo (OCEZ-CP), quienes controlan los Bienes Comunales de ese municipio. Los miembros de la OCEZ-CP acusaron que la expulsión se motivó porque se robaron unas 66 cabezas de ganado, además de fomentar la división y formar un grupo paramilitar, situación que siempre negaron los expulsados. Natividad Vázquez y Ángel Hidalgo Espinosa, los dos principales líderes de los expulsados, rechazaron siempre ser un grupo paramilitar, y que si hubiera sido así, se habrían armados para repeler la agresión de la cual fueron víctimas. Tras varios meses de negociación, el gobierno de Chiapas les compró un predio de 176 hectáreas en donde ya empezaron a construir 121 viviendas para igual número de familias. El número de personas que se trasladaron hoy a ese nuevo centro poblacional es de casi 500 personas, entre hombres, mujeres, ancianos y niños. El nuevo centro poblacional sin nombre todavía, está a unos kilómetros antes der llegar a Venustiano Carranza, pero fuera de los Bienes Comunales de la Casa del Pueblo. En el predio el gobierno les construirá escuelas, centros de salud, y todo lo necesario para que puedan iniciar una nueva vida. Sin embargo, están en gestiones para conseguir las tierras en donde van a trabajar. El gobierno se ha comprometido a pagarles 50% de los bienes muebles e inmuebles que perdieron: casas, carros y decenas de cabezas de ganado. Los campesinos aún exigen el 100%. Natividad Vázquez y José Manuel de la Torre dijeron hoy antes de partir que esperan no ser abandonados por el gobierno de Chiapas, porque de lo contrario con marchas y plantones se harán escuchar nuevamente en las puertas de Palacio de Gobierno. Este es el tercer bloque de expulsiones que sufren los Bienes Comunales de la Casa del Pueblo. Un primer grupo de expulsados en los 80 fundó el poblado Paraíso-Grijalva y otro segundo grupo de expulsados en los 90 creó el poblado 28 de Junio.

Comentarios