Detienen a exalcalde morelense por acoso sexual y extorsión

miércoles, 4 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El exalcalde de Zacatepec, Morelos, Gustavo Rebolledo Hernández, fue detenido en Cuernavaca, acusado de los delitos de hostigamiento sexual y extorsión en perjuicio de la exregidora Amelia Marín Méndez. La captura de Rebolledo Hernández en la avenida Morelos, colonia Centro, fue ejecutada ayer por agentes de la Policía Ministerial, en cumplimiento a una orden de aprehensión otorgada por el Juzgado Menor de Primera Instancia del Cuarto Distrito Judicial. El mandato judicial contra el exalcalde –quien fue trasladado al Centro de Reinserción Social "Morelos", ubicado en el poblado de Atlacholoaya, en Xochitepec– se realizó cuatro años después de que la exregidora y actual diputada lo denunció, debido a que desde el inicio de la administración la obligaba a firmar actas del cabildo, además de que era víctima de hostigamiento sexual. Apenas el lunes 2, el exalcalde de Tlaltizapán, Ennio Pérez Amador, fue detenido por las autoridades morelenses, debido a que enfrenta un proceso judicial por actos de tortura y abuso de autoridad contra una familia del municipio. Sin embargo, en 2011 fue exhibido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por presuntos lazos criminales. Pérez Amador se encuentra recluido en los separos de la Policía Ministerial en Cuernavaca. Sobre el caso, la vocera de Seguridad y Justicia del gobierno de Morelos, Jacaranda Mojica, aseguró ayer que la detención del exalcalde de Tlaltizapan fue legal, luego de que el abogado Cipriano Sotelo dijo que su cliente fue detenido de forma arbitraria, pese a los amparos con que cuenta. Por su parte, el secretario de Gobierno, Jorge Messeguer, indicó que la aprehensión del priista fue hecha conforme a derecho y solo por delitos cometidos en el ámbito local, pero se negó a abundar en ellos. En entrevista, Pérez Amador aseguró que cuando fue detenido por la policía estatal, en la colonia Otilio Montaño de Tlaltizapan, le dijeron que tenía una orden de aprehensión pendiente por los delitos de tortura y abuso sexual. Sin embargo, dijo, al ser presentado ante el Ministerio Público comprobó que tenía un amparo de la justicia, pero lo detuvieron porque supuestamente le encontraron una “tira” de pastillas “psicotrópicas” de “diazepam”, versión que fue confirmada la tarde de ayer por la Procuraduría General de Justicia del estado de Morelos.

Comentarios