Tenían serpientes y ratones como mascotas en penal de Morelos

lunes, 13 de enero de 2014
CUERNAVACA, Mor. (apro).- La policía estatal cateó celdas en el Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso), de Talacholoaya, en el municipio de Xochitepec, donde localizó serpientes venenosas y ratones que los reos utilizaban como mascotas. En el operativo, realizado esta madrugada, los agentes también decomisaron cocaína, plantas de mariguana, cuchillos, navajas, puntas, tablas con clavos, películas “pirata” y teléfonos celulares. El gobierno del estado informó en un comunicado que el cateo se realizó para prevenir la comisión de delitos dentro de la cárcel y combatir la introducción de armas que vulneren la seguridad del Cereso. Dentro del penal, la policía estatal también decomisó pipas utilizadas para drogarse, jeringas, cargadores de teléfonos celulares, machetes y hasta dos serpientes. Una, al parecer, era coralillo, de las más venenosas del mundo; la otra, una cascabel. Las dos “mascotas” se encontraron en una celda dentro de una vitrina de madera y cristal. Las autoridades no explicaron cómo llegaron ahí. En otro dormitorio descubrieron dos ratones, uno gris y otro blanco. Apenas la madrugada del pasado 27 de diciembre, elementos de la policía estatal y federal realizaron un operativo ante la amenaza de un motín o fuga de reos en el mismo centro de rehabilitación. En una celda de sentenciados se encontró la cantidad de 7 mil 376 pesos en efectivo, una báscula “gramera”, jeringas, una lata de gas picante, una pantalla plana y un equipo de teatro en casa. Además, se incautaron 36 navajas, 32 armas punzocortantes, 57 picahielos, 36 puñales largos, 26 desarmadores, dos pinzas, un martillo, 17 tijeras, cinco espátulas, tres alicatas, una cadena metálica de 50 centímetros de largo, tres botellas de tequila y latas de cerveza. También hallaron 80 cajetillas de cigarros, 119 películas pornográficas, cuatro palos de madera de 30 centímetros de largo, dos tubos de material galvanizado, 380 envoltorios de vegetal verde con las características de la mariguana y una planta similar, 24 pipas de madera y metálicas, 21 cajas de sábanas para cigarrillos, 48 dosis de un sustancia café, al parecer heroína, y 26 más de polvo blanco, al parecer cocaína. Además, una iguana, nueve envoltorios de pastillas de diferentes tamaños sin prescripción médica, 10 chips para teléfono celular, 40 tarjetas clonadas para teléfono público, 111 tarjetas para teléfono público, 25 cargadores para teléfonos celulares, dos adaptadores de memoria, una máquina para tatuajes, 16 teléfonos celulares, una máquina de descargas eléctricas y nueve bolsas de pastas. La primera revisión al Cereso se realizó tres días después de que fuera hallado un cuerpo encobijado en la colonia Las Palmas, en la capital, con una cartulina en la cual había una amenaza directa en contra del gobernador de Morelos y a la secretaria de Seguridad Pública, Alicia Vázquez Luna. El mensaje advertía que “volarían cabezas” por tolerar que la banda delincuencial Los Rojos tuvieran el control en el penal de Atlacholoaya. Las autoridades penitenciarias contaban con información de un motín o fuga de los reos de alta peligrosidad. El hecho se consumó el 2 de enero del 2014, cuando cuatro reos peligrosos, ayudados con una escalera de madera, brincaron la barda perimetral del Cereso. La crisis obligó a las autoridades estatales a realizar una limpia de funcionarios carcelarios, procesar a 9 custodios e, incluso, despedir al director del penal. El 4 de enero fue recapturado uno de los fugados pero días después amaneció muerto producto de una golpiza. Un total de 16 presos han sido responsabilizados del asesinato.

Comentarios