Presidencia se deslinda en caso de joven detenido por llamarse igual que un estafador

jueves, 16 de enero de 2014
COLIMA, Col. (apro).- La Presidencia de la República se declaró incompetente ante el caso del joven Aarón Hernández Martínez, quien según sus familiares se encuentra preso y procesado desde hace casi un año en el penal de Tlapa de Comonfort, Guerrero, por llevar el mismo nombre de un estafador que hace más de siete años participó en un fraude de más de un millón de pesos contra varios habitantes de la localidad. En respuesta a una carta entregada al presidente Enrique Peña Nieto durante una visita a Manzanillo, Carlos Eduardo Romero Castro, director general de Atención Ciudadana, dijo a la madre del detenido, María Concepción Martínez Reyes, que el asunto “escapa al ámbito de competencia del Gobierno de la República”, porque “la materia de su asunto pertenece a la competencia local”. El 1 de noviembre pasado, en el marco de un acto de entrega de obras de modernización portuaria, la mujer hizo entrega de un oficio al mandatario, quien a su vez lo puso en las manos de un auxiliar con la promesa de una respuesta. En un video de ese momento, se aprecia cuando la mujer intenta hablar del caso al presidente, pero éste, acompañado del gobernador Mario Anguiano Moreno, la interrumpe diciéndole: “Déjeme verlo… ya me dio el documento”, y cuando ella empieza a agradecerle, él responde: “No me diga nada”, y la saluda para retirarse. Aarón Hernández Martínez, de 26 años de edad, fue detenido por la Policía Federal a finales de febrero de 2013 en el aeropuerto de Tijuana, Baja California, ciudad a la que había volado para regresar junto con uno de sus hermanos a bordo de una camioneta adquirida para utilizarla en el negocio familiar de compraventa de frutas y verduras en Manzanillo. Tres días después ya estaba recluido en el penal de Tlapa, Guerrero, y pese a una serie de contradicciones en el expediente, a diversos testimonios en su favor y a que tiene edad y características físicas distintas a las del retrato hablado del estafador, las autoridades judiciales de Guerrero no han aceptado la hipótesis de la homonimia. En su carta, la madre de Aarón Hernández pidió la intervención del presidente para solucionar el caso, pues el documento “emana del reclamo de justicia de una madre desesperada ante la indolencia de las autoridades al no aplicar debidamente el Estado de derecho (…) por constarme fehacientemente los actos ilegales y abusivos, que vergonzosamente provienen de quienes se ostentan como impartidotes de justicia en aquella entidad guerrerense”. Abraham Hernández Martínez, hermano del detenido, dijo en entrevista que su familia se encuentra decepcionada ante la respuesta de la Presidencia de la República, cuando “está comprobada la inocencia de Aarón”.

Comentarios