Buscan alternativas sustentables para operar acueducto en Sonora

martes, 21 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Sonora y la Secretaría de Gobernación firmaron un convenio con autoridades tradicionales de la etnia Yaqui en busca de alternativas hídricas sustentables para la operación del Acueducto Independencia. En entrevista radiofónica, el representante de la tribu Yaqui, Tomás Rojo, señaló que el bombeo de agua de la presa El Novillo hacia Hermosillo, Sonora, ha afectado el suministro a las  comunidades de Cajeme, Guaymas y San Carlos, y es momento de buscar una solución a ese problema. El objeto del convenio, detalló, es instalar el próximo jueves 30 una mesa de negociación coordinada por la Secretaría de Gobernación, en la que destacan seis cláusulas. En la primera de ellas, apuntó, las partes involucradas reconocen que el territorio de la tribu Yaqui, Ciudad Obregón, el sur de Sonora y Hermosillo, requieren agua para consumo humano y desarrollo regional sustentable. De igual manera, se debe admitir que el rezago histórico de la etnia “le impide el desarrollo sustentable donde se generen mejores condiciones de vida y refuercen su identidad y cultura”. En la cláusula tres consignan que la tribu puso como plazo tres meses –a partir de este martes 21– para realizar el proceso de consulta a su etnia con motivo de la operación del Acueducto Independencia. Las partes reconocen en el convenio la necesidad de que la ciudad de Hermosillo cuente con una toma de agua, por lo que el Organismo de Agua Estatal entregará la obra a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) para que opere mientras se resuelve la problemática. “El suministro de agua para la operación del Acueducto Independencia está sujeto sólo a los criterios técnicos y legales, en el entendido de que la extracción de agua que se autorice sólo para consumo humano obedecerá solamente a necesidades reales y de emergencia de la ciudad de Hermosillo y no afectará de manera alguna los volúmenes de agua decretados a la Tribu Yaqui”, añadió Tomás Rojo. En un plazo de tres días, la tribu Yaqui evaluará si se cumplieron los compromisos hechos por el gobierno de Sonora y la Secretaría de Gobernación con la etnia para retirar el bloqueo de Vícam en la carretera federal 15 que lleva casi ocho meses, señaló el vocero del grupo indígena. Para efecto de lo anterior, la Conagua, el gobierno de Sonora y el municipio de Hermosillo firmarán un convenio de operación que debe cumplir con cinco requisitos: control y operación del acueducto por parte de la Conagua; volúmenes mínimos de abastecimiento para consumo humano; supervisión del abastecimiento y volumen para la tribu Yaqui, así los autorizados por quienes firman el convenio, y la forma de supervisión y participación de los distritos de riego e integrantes designados expresamente por la tribu para la cuenca del Río Yaqui. Finalmente, la Conagua se compromete a buscar alternativas hídricas sustentables para que a ninguna de las dos regiones les falte el suministro de agua para consumo humano y agropecuario, “incluyendo a la etnia Yaqui”. El convenio, cuya copia fue difundida en redes sociales, lo firmaron por el gobernador de Sonora, Guillermo Padrés; el titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, y el subsecretario de Gobierno, Luis Miranda Nava, por parte de los gobiernos federal y estatal. De parte de la etnia Yaqui firmaron el gobernador de Cocorit, Reynaldo Espinoza Paredes; de Pótam Pinitos, Raúl Molina Corral; de Loma de Bacum, Lucio Buitimea Flores; de Belem, Trinidad Nocames Flores, y del Pueblo de Vícam, Martín Coronado Flores. Juan Gutiérrez Bultima signó como observador comisionado en representación del gobernador de Huirivis, y Agustín Molina Meza en representación de los gobernadores de Torim y Rahum.

Comentarios