Pobladores retienen a empleados de la CFE en rechazo a gasoducto

martes, 21 de enero de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- Habitantes de las comunidades de San Lucas Tulcingo y San Juan Amecac, en los municipios de Tochimilico y Atzitzihuacán, respectivamente, retuvieron a dos empleados de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para exigir que se cancele la construcción del Gasoducto Morelos. En un comunicado, los lugareños informaron que el lunes 20 de enero llegó a San Lucas Tulcingo --en el occidente de la entidad y faldas del volcán Popocatépetl--, personal de la Comisión para reunirse con el nuevo comisariado ejidal y convencerlo para dar la anuencia al paso del gasoducto en la región. Sin embargo, al encuentro asistieron más habitantes de ese poblado, por lo que los representantes de la CFE dijeron que su intención sólo era acordar una nueva reunión informativa. Según el documento, los pobladores y ejidatarios reclamaron al personal de la CFE su insistencia en convencer a sus autoridades sobre este proyecto, cuando desde marzo del 2013 se firmó un acuerdo con funcionarios para dejar asentado que no se haría la obra en la comunidad. La población cuestionó la existencia de documentos irregulares de la paraestatal en los que se valúan indemnizaciones de árboles por el paso del gasoducto que ni siquiera existen y que están a favor del anterior tesorero del ejido; agregó que también se detalla la posible indemnización por parcelas a nombre de ejidatarios que no son los dueños y de otras inexistentes. Ante la falta de respuesta de los funcionarios, la gente exigió la presencia de personal responsable de la obra para que escuchar las razones de su negativa. Los empleados de la CFE se comunicaron vía telefónica con sus superiores, identificados como Raúl Ruiz Orozco y Saúl Martínez, para informarles de la petición. Estos se comprometieron a llegar en una hora. Sin embargo, 12 horas después, no habían llegado. Hasta la tarde de hoy, los habitantes de esa localidad advertían que mantendrían retenidos a los empleados de la CFE hasta que se presentaran los responsables para firmar un documento con el que quede cancelado el proyecto del gasoducto. “La comunidad de San Lucas Tulcingo, como de San Juan Amecac, estamos en toda la disposición de dialogar con los funcionarios de la CFE que tienen la capacidad de toma de decisiones”, dijeron. Aclararon que las acciones que han emprendido son pacíficas, pues no se ha agredido a los trabajadores retenidos. Sin embargo, advirtieron que los acusarían de manejo ilegal de documentos, falseo de información, amenazas y allanamiento. “Hacemos responsables a la CFE y al gobierno de Rafael Moreno Valle de cualquier agresión o acción violenta hacia nuestras comunidades durante este proceso de espera para iniciar un diálogo real y respetuoso con nosotros”, advirtieron. El gasoducto forma parte del Proyecto Integral Morelos, que incluye además dos termoeléctricas, atraviesa los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala y contempla una inversión de mil 600 millones de dólares. De acuerdo con los opositores a la obra, desde octubre de 2011, cuando la CFE otorgó la concesión del Gasoducto Morelos a la empresa española Elecnor, la paraestatal ha recurrido a engaños para alterar el mapa de riesgo del volcán Popocatépetl. La intención, acusaron, es convencer a la población que el proyecto es seguro y que cuentan con el aval del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), Protección Civil y el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). A finales del año pasado, diversos ejidos afectados por el gasoducto en Puebla, entre ellos San Lucas Tulcingo y los Bienes Comunales de San Juan Amecac, denunciaron ante la Procuraduría Agraria (PA) amenazas del personal de la CFE. Agregaron que han acudido ante todas las instancias para hacer valer su derecho a ser escuchados. “Sin embargo como respuesta sólo hemos conseguido el desprecio por parte de las autoridades”.  

Comentarios