Creará Colima Consejo contra la Discriminación

miércoles, 8 de enero de 2014
COLIMA, Col. (apro).- Con más de cinco años de retraso, el Congreso local emitió hoy la convocatoria para conformar el Consejo Estatal Contra la Discriminación que, según el artículo segundo transitorio de la ley en la materia, su integración tenía como plazo límite el 15 de septiembre de 2008. En rueda de prensa, el diputado Manuel Palacios Rodríguez, presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Asuntos Indígenas y Atención al Migrante, convocó a las agrupaciones civiles a presentar propuestas para elegir a siete consejeros ciudadanos que formarán parte del Consejo, mismo que será presidido por el gobernador e integrado por representantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo, así como de ayuntamientos y de la Universidad de Colima. Según el legislador, el Consejo Estatal Contra la Discriminación será un órgano plural de consulta, asesoría, vinculación y evaluación entre el gobierno y la sociedad, a fin de prevenir y eliminar toda forma de discriminación que se ejerza o se pretenda ejercer contra cualquier persona en el territorio estatal, así como promover la igualdad de oportunidades y de trato. En la presentación de la convocatoria también participaron los diputados Ignacia Molina Villarreal, José Verduzco Moreno, Francisco Rodríguez García, José Donaldo Ricardo Zúñiga y Mariano Trillo Quiroz. En 2011, en la legislatura anterior ya se había lanzado una convocatoria similar, cuando la Comisión de Derechos Humanos del Congreso era presidida por el diputado Salvador Fuentes, pero por razones que no se esclarecieron no se integró el organismo. En entrevista, Marco Antonio Pérez Gaspar, presidente de la organización Colimenses Asertivos por la Salud Sexual (CAAS), estimó que la falta del Consejo Estatal Contra la Discriminación ha provocado que la ley respectiva haya sido letra muerta hasta ahora, y atribuyó la situación a que este tema no ha sido primordial para el gobierno de Colima. Consideró importante que este consejo que se pretende crear ahora, tenga un presupuesto propio para implementar políticas públicas para combatir la discriminación, de lo contrario “va a ser un elefante blanco más dentro de la estructura burocrática, no va a hacer mucho y sólo va a estar de parapeto”, apuntó. Puso como ejemplo que la Comisión de Derechos Humanos del estado de Colima no cuenta con recursos para educación y promoción en su ámbito, porque la gran mayoría de su presupuesto va destinado al pago de sueldos, pensiones y gasto corriente. Pérez Gaspar se pronunció a favor de que los siete espacios ciudadanos considerados en el Consejo contra la Discriminación sean ocupados realmente por gente de la sociedad civil, no por personajes vinculados al gobierno, “para que no pase lo mismo que con el Consejo Estatal de Prevención del VIH, que durante el gobierno de Mario Anguiano prácticamente no ha hecho nada, ni se ha reunido”. Asimismo, consideró paradójico que en este momento el Congreso esté convocando a integrar el Consejo Estatal Contra la Discriminación, cuando hace unos meses la mayoría de los legisladores y el propio gobernador violaron los derechos del sector de la diversidad sexual, al aprobar y promulgar reformas en las que se negó el matrimonio igualitario a las parejas del mismo sexo y se les encasilló en la figura de enlace conyugal, con menos derechos que los heterosexuales.

Comentarios