Se suma San Luis Potosí a veto a circos con animales

viernes, 10 de octubre de 2014
MÉXICO, D.F., (apro).- A partir del 1 de enero de 2015, San Luis Potosí se sumará a los 11 estados en los que están prohibidas las funciones de circo con animales en el país. Según las modificaciones a la Ley Estatal de Protección a los Animales, aprobadas el pasado jueves por el congreso local, las empresas circenses que no cumplan con esta norma serán sancionados con dos mil a cinco mil días de salario mínimo. Además, se retirará de inmediato el espectáculo, incluso, “de ser necesario, podrá pedirse auxilio a la fuerza pública”. Las reformas a dicha Ley –con adiciones a los artículos 79 BIS y 84BIS-- advierten que “el funcionario estatal o municipal que expida las autorizaciones para la operación y establecimiento de circos con animales también será sancionado con tres mil a seis mil días de salario mínimo”. Este jueves, mientras en el congreso local se discutían las reformas a la Ley Estatal de Protección a los Animales --propuestas por el diputado del Partido Verde, Martín Álvarez Martínez--, en la calle se manifestaron cirqueros a favor y en contra del uso de animales en sus funciones. Según el dictamen aprobado por los diputados locales, “utilizar el sufrimiento de los animales como materia prima para el entretenimiento de los seres humanos, ha dejado de ser algo válido; hoy los animales silvestres son extraídos de su hábitat natural, para utilizarse en espectáculos en los que se les obliga a hacer actividades que no son propias de su especie para generar esparcimiento”. El argumento continúa: “Las destrezas que evidencian en ese momento son aprendidas a base de golpes y malos tratos, aunado a que las condiciones de espacio, higiene y cuidado no son óptimas, por lo que no se garantiza su bienestar ni mucho menos el trato digno y respetuoso hacia ellos”. Por ello, asegura, “el lucro es la verdadera finalidad de los espectáculos circenses en los que participan animales, lo que convierte a las especies participantes en víctimas de explotación”. Incluso, agrega que debido al estrés y la afectación física y mental que sufren los animales en los circos, “atacan y lastiman de manera severa y en ocasiones mortalmente, a seres humanos, por lo que dichos sucesos se han dado de manera cotidiana al interior de los circos y en la vía pública”. Y concluye: “La protección animal es un valor que, además de adquirir debemos transmitir a las siguientes generaciones, como forma de erradicar la violencia, ya que, fomentar valores de paz y respeto cualquier forma de vida, evita la realización de conductas delictivas”.

Comentarios