Activistas presos piden mantener oposición a parque de Moreno Valle

domingo, 12 de octubre de 2014
PUEBLA, Pue. (proceso.com.mx).- Desde el penal de Cholula, los cuatro activistas considerados “presos políticos”, por oponerse a la construcción del Parque de las 7 Culturas, piden a los integrantes del movimiento no claudicar ni negociar su libertad a cambio de entregar la lucha. En una carta, Adán Xicale, abogado que presentó los amparos que hasta ahora mantienen detenida la obra que pretende llevar a cabo el gobierno de Rafael Moreno Valle, así como su hijo Paul, y los activistas Primo y Albino Tlachi, piden a los integrantes del movimiento Cholula Viva y Digna mantener la movilización social. En el escrito de Xicale, los detenidos dicen que enfrentan “con dignidad, entereza y valentía” la prisión y que entienden que es un instrumento de represión en contra de los cholultecas que se oponen al Parque de las 7 Culturas, por lo que se mantienen “firmes y animados”. Los activistas fueron detenidos la madrugada del 7 de octubre durante un operativo de policías municipales y estatales que con violencia desalojaron la alcaldía de San Andrés Cholula que mantenían tomada desde la mañana del lunes 6 en demanda de que el alcalde Leoncio Paisano escuche la oposición popular que ha generado el proyecto de parque. El 9 de octubre, los cuatro fueron consignados por los delitos de despojo, ataques a las vías de comunicación, motín, delitos contra el orden constitucional y daño en propiedad ajena, dos de los cuales son considerados como graves y por los que  les podrían imputar hasta 54 años de cárcel. Pese a esto Xicale, quien es mayordomo del barrio de San Juan Aquiahuac , y los otros tres activistas presos, piden a la comunidad que no desistan ni cedan en las demandas para lograr que los dejen libres. “Les pedimos no claudiquen, que sigan firmes con las demandas del movimiento de Cholula Viva y Digna, no negocien en condiciones humillantes. No hay que tener miedo pero sí precavidos”, expresan. “Les pedimos se refuerce la organización y la movilización, canalizando ese descontento popular al logro de nuestras metas a través de una amplia alianza con todos los sectores que han participado”. En otro escrito, dirigido a los jóvenes, Paul Xicale,  de 24 años, advierte que el movimiento “no se va a parar” y reitera que, aunque están en prisión, los cuatro se encuentran bien, unidos y “con la frente en alto”. “En este momento quisiera expresar demasiadas cosas en cuanto a nuestra condición pero todos sabemos el motivo por el que estamos recluidos, que lo hacen como represión e intimidación hacia la defensa social, hacia la organización del pueblo, principalmente en mi caso pienso que es hacia los jóvenes que comenzamos a despertar o luchar y defender nuestros ideales”, dice Paul. “Estamos unidos, animados y con la frente en alto”, agrega el hijo del abogado. “Espero que así estén ustedes. Vamos hacia adelante. Sé que pueden ofrecer nuestra libertad a cambio de entregar todo el trabajo y esfuerzo que hemos hecho, no lo entreguen, nosotros aquí seguimos ¿de qué serviría todo lo logrado? Ánimo”.

Comentarios