En Campeche "sale más caro el árbitro que las elecciones", denuncian

jueves, 16 de octubre de 2014
CAMPECHE, Cam. (apro).- Con el rechazo de la oposición, que consideró exagerado el gasto, el Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC) aprobó su proyecto de presupuesto de egresos 2015, cuyo monto asciende a casi 237 millones de pesos. Si bien el año próximo habrá comicios para renovar la gubernatura, Congreso local, once ayuntamientos y 21 juntas municipales, la cantidad solicitada por los nuevos consejeros del IEEC, 236 millones 924 mil 377 pesos, rebasa por 96 millones 290 mil 454 los 140 millones 633 mil 923 pesos autorizados en 2009, año en que se celebraron elecciones similares. El monto también supera por 135 millones el presupuesto autorizado para el presente año, recursos de los que por cierto no se tienen cuentas claras, además de que sobre los integrantes del consejo anterior, dos de los cuales lograron incrustarse en el actual órgano, pesan serias acusaciones por presuntas irregularidades en el manejo de ese dinero. Según el proyecto, 186 millones 239 mil 557 pesos serán para el gasto de operación del IEEC, en el que se incluyen los salarios mensuales que también se aprobaron los nuevos consejeros: la consejera presidenta Mayra Bojórquez González, 105 mil 217 pesos; los consejeros, 82 mil 850, y la secretaria ejecutiva 76 mil 519, así como los de sus colaboradores y el resto del personal. Asimismo, 50 millones 684 mil 821 pesos serán repartidos proporcionalmente entre diez partidos políticos. También se detalla que 103 millones 36 mil 90 pesos se irían al rubro de gastos personales; 9 millones 335 mil 254 pesos para materiales y suministros; 65 millones 930 mil para servicios generales, y 7millones 938 mil 149 pesos para bienes inmuebles. Pese a que Bojórquez González insistió en que las cifras resultaron de un ejercicio “minucioso”, no convenció a la oposición. En la sesión, los representantes de los partidos Acción Nacional (PAN), del Trabajo (PT), Movimiento Ciudadano (MC) y Movimiento Regeneración Nacional (Morena) reprocharon la ligereza con la que los nuevos consejeros elaboraron y aprobaron el presupuesto. “Me preocupa mucho”, dijo la exdiputada y exdirigente estatal del PAN, María Asunción Caballero May, quien pidió que se hiciera constar la postura de su partido en el acta de debates y se “eliminara la palabra minucioso” en el informe de la sesión. Los representantes del MOCI, PT y Morena destacaron las incongruencias de la reforma electoral, para cuya aprobación uno de los argumentos que se esgrimió fue el de abaratar los procesos electorales, y “aquí estamos viendo que, por el contrario, se han encarecido”. “Ahora sale más caro mantener al árbitro, que las elecciones”, deploraron. En la sesión también se le tomó la protesta como directora ejecutiva de Capacitación Electoral y Educación Cívica del organismo a Fátima Gissele Meunier Rosas, cuyo nombramiento también fue cuestionado por los representantes de los partidos opositores. El nombramiento se lo dieron como “premio de consolación, pues no la pudieron meter de consejera”, advirtió la oposición, en virtud de la que nueva funcionaria intentó conseguir una posición en el Consejo. Al término de la sesión, Bojórquez González confirmó que efectivamente está embarazada y, asesorada durante la entrevista por el consejero Octavio Poot López, quien anteriormente se desempeñaba como visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), alegó su derecho universal a la maternidad. Con el índice en alto, advirtió que aunque tenga que ausentarse cuando llegue el momento, su embarazo no afectará el proceso electoral, pues “las instituciones fueron creadas para que sigan funcionando aunque falte alguno de sus integrantes, porque somos un cuerpo colegiado”. Intentó terminar así con la polémica de dos semanas que generó el rumor de su embarazo, de unos cuatro meses y, sin dar más explicaciones, dio por concluida la entrevista. No obstante, el tema salió a relucir una vez más en la tribuna del Congreso, pues la consejera presidenta podría ausentarse tentativamente en febrero por licencia de maternidad, justo a mitad del proceso electoral de 2015.

Comentarios