Marchan policías, custodios y bomberos por despidos en Puebla

jueves, 2 de octubre de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- Policías, custodios, auxiliares, agentes viales y bomberos se unieron hoy en una marcha por las calles de esta ciudad para protestar contra el gobierno de Rafael Moreno Valle por el despido masivo de personal en condiciones contrarias a las que establece la ley laboral. Los trabajadores activos y cesados se concentraron frente al Congreso local, donde entregaron un pliego petitorio en el que, como primer punto, reclaman la destitución de Facundo Rosas, titular de la SSP, por evidente “incapacidad”. A principios de esta semana, el gobierno inició el procedimiento para despedir a más de 500 trabajadores entre policías, custodios, bomberos, agentes viales, policías auxiliares y ministeriales, supuestamente por reprobar las pruebas de control y confianza. El lunes pasado los uniformados iniciaron un paro generalizado que duró alrededor de 12 horas, pero lo levantaron porque un funcionario de gobierno aseguró que los despidos habían quedado sin efecto y que se revisaría, caso por caso, su situación laboral. Sin embargo, al día siguiente, el gobernador desconoció este acuerdo y aseguró que “no había marcha atrás” en los despidos. Los trabajadores de la SSP han denunciado que el gobierno estatal ofrece liquidaciones por debajo de lo que les correspondería legalmente, con pagos de hasta menos de mil pesos por año trabajado. Además, existen múltiples dudas sobre la confiabilidad de los resultados de las pruebas que les aplicaron para determinar que no eran aptos para su labor. “Señor gobernador, al igual que usted, nosotros tampoco daremos marcha atrás. Usted informó a los medios de comunicación que tiene recursos para las liquidaciones”, advertía una enorme manta que colocaron los elementos afuera de las instalaciones de la Policía Estatal Preventiva (PEP). “Ya basta de abusos, señor gobernador”, decía otra de las mantas que portaron los uniformados durante la marcha en la que pidieron una liquidación conforme a derecho para los despedidos, así como salarios justos para los elementos en activo. En el pliego petitorio que presentaron ante los diputados locales, los inconformes también plantean que cesen los despidos, que haya seguridad laboral, paren las represalias y que en las negociaciones con las autoridades estatales puedan estar acompañados por un abogado. Luego de entregar el escrito, los agentes de seguridad caminaron hacia Casa Aguayo, donde funcionarios de la Secretaría General de Gobierno ofrecieron recibir a una comisión de sólo 10 elementos, pero los inconformes rechazaron esta posibilidad y continuaron la marcha hasta las instalaciones de la PEP, donde se mantiene la concentración de los uniformados.

Comentarios