Rechazo a proyecto de Moreno Valle une a pobladores de las Cholulas

sábado, 4 de octubre de 2014
CHOLULA, Pue. (proceso.com.mx).- En un hecho histórico, los pueblos de San Andrés y San Pedro Cholula se unieron en una procesión religiosa encabezada por la imagen de la Virgen de los Remedios a la que rogaron proteger sus “suelos sagrados” –alrededor de su templo y de la gran Pirámide– del proyecto del gobernador Rafael Moreno Valle de construir un parque. Pese a los intentos del gobierno estatal y los municipales de boicotear este acto religioso, en el recorrido participaron feligreses de al menos 30 de los 42 barrios considerados tributantes de la Señora de los Remedios, principal imagen venerada en esta región desde la época virreinal. Además, los barrios llevaron en esta procesión las imágenes de San Pedro y San Andrés y de otros cinco patronos, además de símbolos de los diferentes grupos religiosos como  estandartes, cetros y  platos, para significar la unidad que han pactado en contra del proyecto de la administración morenovallista, que califican como un “despojo” de sus “suelos sagrados”. Para la antropóloga Anamaría Ashwell, esta procesión significó la unificación del antiguo altepetl Tlachihualtepetl-Cholollan, que abarca los pueblos originarios de Cholula desde el siglo 16. Un acto así no se había llevado a cabo desde hace un siglo, ya que la última procesión similar se realizó en 1914, para pedir a la Virgen de los Remedios la protección contra las epidemias de gripe y viruela que dañaron en aquel entonces a los pobladores. En esta ocasión, tatiachcas, taichcas, principales y mayordomos –autoridades religiosas tradicionales– de los barrios de las dos Cholulas acordaron dejar atrás sus históricas diferencias para unirse en defensa sus tradiciones, cultura y de sus ritos religiosos que, consideran, se verían amenazados por el parque. Esto, pese a que previo al acto, se repartieron volantes en los que se aseguraba que los organizadores eran anarquistas y convocaban a los feligreses a evitar su participación. “Cuidado, los organizadores tienen grupos de choque profesionales, sus ideas son anarquistas y están en contra de todo y de todos, te hablarán de la expropiación dándote datos falsos y no te dirán que muchos ya vendieron sus terrenos”, decía el panfleto distribuido entre los pobladores para desanimar la participación. Incluso, los organizadores señalaron que el gobierno estatal evitó la participación de algunos mayordomos al ofrecerles dinero para que lleven a cabo obras en sus barrios. Para evitar infiltrados, algunos de los participantes pidieron la presencia de representantes de la Comisión de Derechos Humanos de Puebla, la cual envió a dos observadores para acompañar el recorrido. Pese a esta campaña previa,  cientos de cholultecas se sumaron en el recorrido que incluyó pasar frente a las presidencias municipales de San Pedro y San Andrés, donde dejaron una ofrenda con veladoras y un mensaje escrito para ambos: “Pedimos se respeten los suelos en torno a la gran pirámide y el acceso libre a todos los cholultecas al Santuario”. Un mayordomo gritó frente a la puerta de la alcaldía de San Pedro: “¿Quién puede más? El pueblo con la ayuda de su Santísima Virgen o José Juan (Espinosa, alcalde del municipio) del Diablo”. Con flores en mano, con rezos y cantos, los feligreses recorrieron calles de los dos Cholulas, hasta llegar a los terrenos que el gobernador Moreno Valle pretende expropiar para construir plazas, fuentes, espejos de agua, un área comercial, puestos de comida, canchas deportivas y un teatro al aire libre. Aunque estaba contemplado que el recorrido culminaría con una misa en uno de los terrenos que pretenden ser expropiados, los dos sacerdotes que oficiarían a última hora no llegaron, por lo que los mayordomos tuvieron que concretar la ceremonia con el rezo de un rosario. Según Moreno Valle con el proyecto del parque pretende “dignificar” la zona alrededor de la gran pirámide para que sea atractiva para los turistas. Unión histórica El antropólogo social Julio Glockner  destacó la relevancia histórica de este hecho “inesperado” porque los pueblos de San Andrés y San Pedro han estado divididos durante mucho tiempo, y ahora han dejado atrás sus diferencias para proteger los terrenos que pretenden ser intervenidos. “Esto te da una idea de la conciencia que está adquiriendo la gente del peligro que están corriendo”, señaló. “El mensaje para el gobierno de Puebla y para los municipales es que entienda que su proyecto está violando dos aspectos fundamentales: una zona arqueológica que debe ser preservada para que en futuro se pueda seguir siendo investigada y, en segundo, que obstaculiza el culto a la Virgen”, agregó. Para Adán Xicale, representante legal de los opositores al proyecto, la unión no sólo de San Pedro y San Andrés Cholula, sino también de otros pueblos tributantes de la Virgen de los Remedios, debe ser escuchada por el gobierno de Moreno Valle para que desista de construir el parque que significaría la privatización de la zona alrededor de la Pirámide y del Templo. “Para los cholultecas”, explicó, “es muy significativo que los barrios nos hayamos unificado, que hayamos dejado atrás sus conflictos incluso territoriales, para hermanarnos en una sola idea: la defensa de la zona arqueológica y la religiosa”. “Esta procesión demuestra que los pueblos no están de acuerdo con el proyecto del gobierno estatal y de los municipios de San Pedro y San Andrés de construir en esta zona un parque que no corresponde con la historia, las tradiciones y costumbres del pueblo de los Cholulas, que tienen una fe católica muy arraigada”, expresó. La antropóloga Anamaría Ashwell dijo que desde que San Andrés pidió su separación en 1714, ambos pueblos sostenían disputas por tierras y asignación de recursos. “Con el tiempo las divisiones espaciales de los pueblos de la gran Cholollan fueron acentuándose por nuevas jurisdicciones políticas; por disputas sobre linderos y tenencia de tierras; por competencias parroquiales; por las mayordomías de barrios también y sobre todo por cacicazgos religiosos y políticos”, relató. Explicó que lo único que ha expresado de alguna forma la unidad de ambos pueblos es precisamente la veneración y las “bajadas” de la Virgen de los Remedios hacia sus pueblos tributantes. “Desde que el gobernador Rafael Moreno Valle (con la asistencia de los dos alcaldes de las Cholulas) decidió “dignificar” las Cholulas construyendo un corredor turístico entre ambos municipios… los barrios y los pueblos cholultecas decidieron defender esos suelos sagrados, con conciencia de su valor arqueológico”, refirió. Incluso, comentó que un principal calificó el proyecto gubernamental como una “nueva conquista peor que la que sufrieron los antiguos cholultecas con los españoles”.

Comentarios