Toman alcaldía de Cholula en rechazo a parque de Moreno Valle

lunes, 6 de octubre de 2014
SAN ANDRÉS CHOLULA, Pue. (apro).- En demanda de que se cancele el proyecto de parque en las inmediaciones de la Gran Pirámide y el templo de la Virgen de los Remedios, integrantes del Círculo de Defensa Cholula y habitantes de juntas auxiliares tomaron este día la alcaldía de San Andrés y cerraron el Periférico Ecológico. Ante la protesta, el alcalde Leoncio Paisano tuvo que acceder a una mesa de diálogo con los manifestantes, quienes le exigieron la cancelación de las expropiaciones y del proyecto de parque, así como la devolución de los registros civiles a las juntas auxiliares y el nombramiento de los presidentes subalternos como jueces de paz. Paisano se comprometió a dar una respuesta a este pliego petitorio, razón por la que los manifestantes mantienen sus plantones en espera de escuchar una solución a sus demandas. Por la mañana, los inconformes solicitaron establecer un diálogo con las autoridades municipales, sin embargo, ningún funcionario aceptó la propuesta, por lo que pidieron que los empleados desalojaran el edificio del ayuntamiento. Luego de ello, colocaron sellos en todas las puertas y ventanas de la alcaldía con la leyenda: “Presidencia clausurada por el pueblo, por albergar ratas, parásitos y títeres”. Incluso una de las puertas del edificio fue soldada. Además, colocaron en la fachada del edificio una enorme manta en la que se advierte: “Cholula contra la expropiación”, así como otras donde se repudian las reformas que afectan a las juntas auxiliares. Tras varias horas de esperar que algún representante del ayuntamiento se presentara a escuchar sus demandas, los pobladores determinaron escalar la protesta con el cierre del Periférico Ecológico, a la altura del Camino Atzala, así como los accesos por el Camino Real, de la recta a Cholula y del bulevar Forjadores. Se unen especialistas del INAH Un grupo de trabajadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) se unió a la protesta y dio a conocer un estudio elaborado por ellos sobre los planos que hasta ahora se conocen del parque, mismo que se denominará  “de las Flores”, “de las 7 Culturas” e “Intermunicipal Cholula”. El arqueólogo Francisco Mendiola, representante sindical de los investigadores del INAH-Puebla, dijo que luego de que un grupo de especialistas analizó el proyecto, determinaron que éste no es procedente, pues infringe la legislación nacional e internacional que vela por el patrimonio cultural tangible e intangible. “Su ejecución provocaría un daño irreversible a la Gran Pirámide y a las relaciones sociales y culturales que en torno a ella se han estructurado con base en la personalidad cultural de los pueblos ahí asentados”, expresó. Además, alertó que todas las obras que se pretenden llevar a cabo se encuentran dentro de la poligonal de la Zona Arqueológica de Cholula, decretada en 1993. También puntualizó que específicamente los estacionamientos e instalaciones de servicios que se planean cercanos al antiguo hospital psiquiátrico se localizan precisamente sobre la pirámide. “Las construcciones proyectadas en el extremo sur de la Gran Pirámide dañan gravemente las estructuras que se encuentran en el subsuelo”, explicó a los manifestantes, al mencionar que la obra que pretende llevar a cabo el mandatario poblano destruiría los vestigios arqueológicos que ya se sabe que existen en el entorno de la pirámide, por lo cual ha sido decretada como zona de reserva para la investigación arqueológica. Aparte, indicó que el cercado que rodeará este parque impedirá el libre paso al Santuario de los Remedios, espacio “sagrado” de barrios y pueblos que durante siglos ha constituido un paisaje cultural relacionado con aspectos místicos y religiosos. En el estudio, presentado a los pobladores, se especifica que impactaría a los sistemas de cargos desarrollados en el culto a la Virgen de los Remedios, que “es la base de un complejo sistema de organización social que le da identidad a los pueblos originarios de la región”.

Comentarios