Exgobernador de Colima fue asesinado por una "confabulación política": hija

viernes, 21 de noviembre de 2014
COLIMA, Col., (apro).- El asesinato del exgobernador Silverio Cavazos Ceballos fue producto de una “confabulación” política en la que participaron personajes que aún están en el poder, afirmó este viernes su hija Andrea Cavazos González, durante un acto conmemorativo realizado por su familia en el lugar donde cayó abatido hace cuatro años. Con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos, la joven señaló que “por más que se escondan detrás del dinero y el poder”, tarde o temprano los implicados en el homicidio de su padre “tendrán que dejar de tapar el sol con el dedo”. En un mensaje dirigido a su progenitor, Andrea Cavazos dijo: “Yo sé que ya nadie te va a hacer regresar a ti. Ni aunque se diga y se sepa quién fue quien lo hizo, no te va a resucitar, sin embargo, también soy un ser humano y como tal tengo sentimientos y emociones de que se te haga justicia, porque fuiste una persona tan extraordinaria en todos los sentidos que no mereces lo que te pasó”. En alusión a las versiones que han sugerido la presunta implicación de Cavazos Ceballos con el narcotráfico, la hija del exgobernador expresó su convencimiento de que éste no se encontraba involucrado “en ninguna actividad de las que se han referido de un tiempo a acá”. Añadió: “Es increíble darse cuenta cómo personas tan cobardes pueden cambiar la vida de una familia que jamás se metió con nadie, simplemente para manipular las cosas a su conveniencia y seguir así sin pagar las consecuencias”. Pese a esto, manifestó, “no sería justo desear a los hijos, esposas y seres queridos de quienes te hicieron esto, que pasaran por lo mismo, porque sabemos lo que se siente”. Por su parte, la viuda del exgobernador, Idalia González Pimentel, comentó que aunque sabe “la mayor parte” sobre el asunto, “no tiene sentido decir, pues no están dadas las cosas para nada. Voy a dejar que transcurra el tiempo y Dios proveerá que se haga justicia. Él dirá cuándo, todo tiene un propósito y quiero confiar en ese propósito”. El padre de sus hijos, agregó, fue un hombre bueno, generoso, educador, un hombre de bien que “nunca estuvo asociado, nunca estuvo sujeto a esas gentes, nuca tuvo arreglos, nunca tuvo acuerdos, y cuando no hay acuerdos, ustedes lo saben, se da la eliminación. Sé la mayor parte, pero, insisto, no tiene caso, soy gente valiente, pero a veces para la misma gente valiente las condiciones no están dadas, entonces hay que esperar”. Al preguntarle si esperará a la próxima administración, González Pimentel respondió que esperará al tiempo y a la justicia, aunque no sabe cuándo será. —¿Teme por su seguridad y la de su familia? —se le preguntó. —Yo nunca he temido por mi vida; por supuesto que me dolería, tengo los mismos miedos que ustedes tienen, igual, la única diferencia es que cuando no hay opción se enseña uno a afrontar los desafíos, y en esta vida me tocó enfrentarlos. Si ustedes estuvieran en circunstancias similares se darían cuenta de que no hay opción y tiene uno que ir hacia adelante, sea lo que sea —añadió. Antes, en el marco de un acto realizado en el cementerio municipal de Tecomán, al que acudió la familia consanguínea de Cavazos Ceballos, el gobernador Mario Anguiano Moreno manifestó que el expediente del caso se mantiene abierto y reconoció que su administración tiene una deuda en este asunto, pues a pesar de que se encuentran identificados los autores material e intelectual, no todos han sido detenidos. Señaló que los problemas de inseguridad que se presentaron en los últimos años obligaron a replantear los objetivos con base en prioridades, pero dijo tener fe de que en poco tiempo quedará esclarecido el caso y se detendrá a los responsables. Según las procuradurías de Justicia del estado (PGJE) y General de la República (PGR), el asesino intelectual es el jefe de plaza del cártel de la Familia Michoacana en Colima, Gerardo Mendoza, pero ninguna autoridad ha informado sobre el móvil del homicidio.