Exigen renuncia de la fiscal de atención al migrante en Oaxaca

lunes, 24 de noviembre de 2014
OAXACA, Oax. (apro).- Un grupo de indocumentados tomó la Fiscalía de Atención al Migrante, con sede en Ciudad Ixtepec, para exigir la renuncia de la fiscal Yadira Castillo por la insensibilidad que ha mostrado ante el incremento de delitos en contra de ese grupo, como el secuestro del menor hondureño Jerson Omar Morales, el pasado domingo 16. De acuerdo con Alberto Donis Rodríguez, responsable del albergue Hermanos en el Camino, desde el pasado fin de semana los migrantes decidieron tomar pacíficamente las oficinas de la Fiscalía “porque únicamente se ha convertido en receptora de denuncias”. Detalló que de agosto pasado a la fecha, el albergue documentó más de 150 denuncias penales por los delitos de robo, robo con violencia, violación sexual, asalto a mano armada, privación ilegal de la libertad y extorsión por parte de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM), corporaciones de las policías Federal y Estatal e integrantes del crimen organizado. Donis Rodríguez mencionó que el índice de delitos se disparó desde agosto, cuando la Secretaría de Gobernación puso en marcha el “Programa Frontera Sur”, que en la práctica, apuntó, se ha traducido en la instrumentación de operativos violentos contra la población migrante que transita por México rumbo a Estados Unidos. “En la carretera se han reforzado los controles migratorios y en las estaciones del ferrocarril han impedido que las y los migrantes se suban y viajen en La Bestia para evitar, según el titular de la Secretaría de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que sufran accidentes y sean presas del crimen organizado”, agregó. Dicho programa, agregó, ha obligado a la población migrante a tomar rutas alternas y más peligrosas, de manera que para llegar hasta Ixtepec se ven obligados a caminar varios días por la vía del ferrocarril, exponiéndose a altas temperaturas y a la delincuencia que opera en la zona. Por ello mismo, sostuvo, en varias zonas de Oaxaca, que comprenden Corazones, Chahuites, Zanatepec, Reforma de Pineda, Tapanatepec, Las Palmas, Unión Hidalgo, Juchitán e Ixtepec, se han incrementado los delitos contra migrantes. Donis Rodríguez consideró que las agresiones se han incrementado en 90% y la Fiscalía de Atención a Migrantes no ha estado a la altura de las circunstancias, lo que motivó a los indocumentados a tomar de forma pacífica las instalaciones, y “no las desalojaremos hasta que aparezca con vida el menor Jerson Omar Morales de la comunidad garífuna de Honduras, quien fue privado de su libertad”, advirtió. Junto con la toma de la Fiscalía, los migrantes han solicitado que se practiquen las diligencias necesarias para que los delitos no queden impunes, y que esa dependencia trabaje realmente como una Agencia investigadora y no como una oficina receptora de denuncias. También exigieron la remoción de la fiscal Yadira Castillo “por haber descuidado su responsabilidad, ser omisa ante el incremento de delitos y violencia en la zona, y por su poca sensibilidad con las víctimas”. Sobre el menor desaparecido, la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) afirmó que desde el momento de la denuncia se activó el protocolo de búsqueda y localización del Jerson Omar Morales, de 10 años, quien presuntamente desapareció en las inmediaciones de la población denominada Corazones, agencia de San Pedro Tapanatepec. Según los migrantes, este domingo 23 un comando de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), en coordinación con la fiscal Yadira Castillo y el migrante Mario Augusto Chávez, quien se presentó como tío del menor, se trasladaron a la población de Chahuites para continuar con el operativo de búsqueda.