Irrumpen maestros en sede electoral de Guerrero; se llevan 7 vehículos

martes, 25 de noviembre de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes del magisterio disidente irrumpieron en la sede del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana del Estado de Guerrero (IEPC), donde se llevaron siete vehículos oficiales, realizaron pintas en el inmueble y advirtieron que “no habrá elecciones”. Previamente, el grupo de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) apedreó el edificio de la facción institucional de la Sección 14 del SNTE y tomó dos sedes alternas de la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG): Fianzas y Escalafón. Por su parte, 11 estudiantes del Centro Regional de Educación Normal (CREN) de Iguala resultaron lesionados tras sufrir un accidente automovilístico, registrado esta tarde al norte de esta capital. Los jóvenes fueron trasladados al hospital general de Chilpancingo porque presentaban golpes y fracturas en distintas partes del cuerpo; cuatro de ellos se reporta su estado de salud como delicado y grave, mientras que siete fueron dados de alta, indica un comunicado de la Secretaría de Salud en la entidad. [gallery type="rectangular" ids="388960,388920"] De acuerdo con reportes oficiales, los normalistas se desplazaban sobre el carril norte-sur de la autopista Del Sol, a bordo de un vehículo oficial tipo Urvan y se impactaron contra el remolque de un tráiler que daba vuelta en el crucero que conduce al poblado de Chichihualco. Los estudiantes se dirigían a una reunión del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG) para definir las acciones de protesta que se realizarán este miércoles 26, justo a dos meses de la masacre y desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa. Los integrantes de la CETEG volvieron a salir a las calles de esta capital para manifestarse y protestar mediante la toma de edificios públicos para seguir insistiendo en la presentación con vida de los 43 jóvenes desaparecidos. La acción más drástica se enfocó en la sede del órgano electoral estatal, ubicado al oriente de esta ciudad, donde los cetegistas, encapuchados y portando palos, ingresaron al terreno donde se encuentra el inmueble. El hecho tomó por sorpresa a los funcionarios y empleados del IEPC quienes, atemorizados, pidieron que los dejaran salir del lugar; los profesores sólo permitieron que las mujeres embarazadas se retiraran de la sede electoral. Enseguida, los manifestantes exigieron las llaves de los vehículos oficiales que se encontraban estacionados y se llevaron siete autos, cuatro unidades nuevas tipo Jetta y tres camionetas pick-up. Al respecto, la presidenta del órgano electoral en la entidad, Marisela Reyes, condenó la acción del magisterio disidente y anunció que procederá penalmente porque “los encapuchados”, acusó, los despojaron de bienes materiales que forman parte del patrimonio del IEPC. Reyes consideró que este hecho afecta la operatividad de los funcionarios, pero rechazó que las acciones de protesta para exigir la presentación con vida de los normalistas de Ayotzinapa ponga en riesgo el proceso electoral para renovar la gubernatura, 81 alcaldías y el Congreso local. Ello a pesar que la masacre y desaparición de estudiantes, registrada hace dos meses, tiene sumida a la entidad en una crisis de ingobernabilidad que exhibió el vacío de autoridad y los nexos de políticos con la delincuencia.  

Comentarios