Azuzadas por sus novios, menores huyen de casa y acusan a sus padres de maltrato

lunes, 1 de diciembre de 2014
CANCÚN, Q. Roo (apro).- El próximo 15 de enero, Alondra, de 15 años, cumplirá un año internada en la Casa de Asistencia Temporal (CAT) del DIF municipal, luego de denunciar a sus padres por presunto maltrato. Aunque el Ministerio Público ya dispuso su liberación, la joven permanece bajo la custodia de las autoridades locales. Casi seis meses más tarde, el 19 de julio, Aurora, sobrina nieta del desaparecido cómico Gaspar Henaine Capulina, también ingresó al CAT tras denunciar su madre por violencia intrafamiliar. A diferencia de Alondra, la adolescente de 12 años dejó la Casa de Asistencia el pasado 10 de noviembre. A ambas jóvenes las une un denominador común: Las dos escaparon de sus casas para irse con sus respectivos novios, quienes posteriormente las azuzaron para que denunciaran a sus padres y así evitar ellos la acción de la justicia por abuso de menores. Las dos adolescentes se conocieron en el CAT, en donde, de acuerdo con Aurora, habría otros 12 casos de menores que también se escaparon de sus casas y denunciaron a sus padres, impulsadas por sus parejas. Verónica, madre de Alondra, sostiene que su hija ya no debería de permanecer en el CAT, pues el Ministerio Público ya determinó el no ejercicio de acción penal en su contra y en el de su esposo, con relación a la denuncia que presentó su hija por maltrato. En noviembre de 2013, Alondra se había escapado con su “novio”, un joven identificado con el nombre de Ubaldo y originario de la comunidad de Tihosuco, del municipio maya de Felipe Carrillo Puerto. Ambos son vecinos del mismo fraccionamiento y vivieron juntos durante un par de meses hasta que fueron encontrados y Alondra fue obligada a retornar a su casa. Ubaldo convenció a la menor de que denunciara penalmente por maltrato a su madre, ama de casa, y a su padre, boxeador profesional y empleado municipal. En enero de este año, el Ministerio Publico abrió una averiguación previa, y dejó a la menor a disposición del delegado de Procuraduría Federal de Protección y la Familia (PDMF), Humberto Baquedano Parra, que la envió al CAT, en donde aún permanece. La PDMF a la vez inició un juicio de Pérdida de Custodia contra las padres de aurora, que llevarían a la menor al orfanatorio del DIF estatal, en Chetumal, y ahí ser adoptada. Sin embargo, el MP determinó el no ejercicio de acción penal contra los padres, desde de julio del presente año. No obstante, Aurora sigue en el CAT y Humberto Baquedano se mantiene inflexible para devolver a la menor a sus padres. Verónica no entiende las razones por las que su hija sigue retenida, pero refiere que una de unas internas, Xiomara, de 13 años, salió libre con el pago de 25 mil pesos a Baquedano. Mientras tanto, en el CAT, Alondra enfrenta el bullying de compañeros, que la han obligado a dormir en el suelo Pero, Verónica asegura que su hija enfrenta una situación peor con los encargados del CAT, que la han sometido a antidepresivos y anticonvulsivos para controlar su hiperactividad. También denunció que a Alondra le colocaron un dispositivo intrauterino.

Comentarios