Renuncia Lucas de la Garza al PRD; "lo corrompieron", dice

miércoles, 17 de diciembre de 2014
MONTERREY, N.L. (apro).- El excandidato a la gubernatura de Nuevo León, Lucas de la Garza González, presentó su renuncia al PRD tras admitir que ese instituto político, del que fue fundador, está completamente corrompido. En una carta dirigida a María de los Ángeles García, presidenta del Consejo Estatal, precisó que durante varios años participó en luchas por la democracia, pero al final el partido terminó deformando sus propósitos iniciales. “Desgraciadamente, en el transcurso del tiempo –más de 20 años–, la vida del partido se ha deteriorado, pues no pudimos afianzar su democracia interna y no supimos contener ni orientar las diferencias partidarias, ni reformarlo estructuralmente, de tal forma que el sistema de cuotas, de las llamadas facciones, sectas o tribus, se consolidó y perpetuó, y terminaron burocratizando y desnaturalizando la vida partidaria y, en no pocos casos, la corrompieron”, subrayó en la misiva. De la Garza González también lamentó que los militantes del PRD incurrieran en prácticas que afectaron la vida interna de ese instituto político. “El proceso de descomposición se ha ido acrecentando y la gravedad de las prácticas y desviaciones políticas lastiman profundamente a quienes formamos y quisimos al partido. Yo ya no me reconozco en él –tampoco mis hijos y muchos jóvenes–, siendo esta la razón de mi dolorosa decisión”, apuntó. En entrevista con medios locales, De la Garza, quien fungió como secretario general de Gobierno en el sexenio del priista Jorge Treviño Martínez, aclaró que su renuncia no está asociada con la de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, con quien, aseguró, tiene una estrecha cercanía política. En el escrito enviado a García, recordó las dificultades que enfrentó junto con otros simpatizantes de izquierda para fundar el PRD hace 25 años, en una lucha “ardua y desigual contra el gobierno y la derecha, apoyada por poderosas fuerzas económicas”. En aquel tiempo, agregó, los creadores del nuevo partido fueron calumniados y satanizados, acusados de “intransigentes maximalistas”, y sufrieron ataques físicos, así como en medios de comunicación y en su trabajo partidario, aunque el esfuerzo fue fructífero, pues contribuyó a la alternancia política. El hijo del extinto exgobernador nuevoleonés Arturo B. de la Garza se despidió “con un voto de esperanza”. Subrayó: “Ojalá un día desaparezcan los intereses mezquinos y se realicen las reformas estructurales e ideológicas internas que permitan el renacimiento del partido”. El ahora experredista fue candidato a la gubernatura de Nuevo León por el PRD en los comicios de 1991, pero fue derrotado por el priista Sócrates Rizzo García, y en los últimos años se mantuvo retirado de la escena pública. Su hermano Arturo de la Garza González, exdirigente de la Unión Ganadera regional de Nuevo León, fue secuestrado y asesinado en el municipio rural de China el 28 de enero de 2011.  

Comentarios