Damnificados por los ríos Sonora y Bacanuchi bloquean carretera

jueves, 18 de diciembre de 2014
URES, Son. (apro).- Alrededor de 300 pobladores de los siete municipios afectados con la contaminación de los ríos Sonora y Bacanuchi bloquearon la carretera federal 14, Hermosillo-Moctezuma, para exigir transparencia en la entrega de apoyos económicos y eficacia en la remediación de las cuencas contaminadas con desechos mineros. Los inconformes mantendrán el cierre de la rúa federal a la altura de Ures, municipio ubicado a 71 kilómetros al noreste de Hermosillo, hasta que los integrantes del Fideicomiso para rescate del río Sonora cumplan con el siguiente pliego petitorio: Transparencia en la entrega de apoyos económicos, indemnización de hasta 300 mil pesos por cada uno de los 25 mil habitantes afectados y la construcción de una planta tratadora de agua con capacidad para separar metales pesados. También demandan la edificación de un hospital de especialidades, la reactivación inmediata de la economía regional con la instalación de una universidad tecnológica y el urgente saneamiento de los ríos contaminados con los 40 millones de litros de metales pesados vertidos el pasado 6 de agosto por parte la minera Buena Vista del Cobre, propiedad de Grupo México. El líder de los manifestantes, Emanuel Barragán Villa, de profesión maestro, acusó que el Fideicomiso para rescate del río se está entregan de manera inequitativa pues mientras a representantes de asociaciones civiles se les pagó 326 mil pesos a los ciudadanos no agremiados les entregaron -en el mejor de los casos- 20 mil pesos. "Acaso somos ciudadanos de segunda o tercera... Por qué a unos cuantos les dan cientos de miles y a otros apenas para que sobrevivan", expuso el inconforme. Estas mismas demandas ya fueron expresadas por los alcaldes de los siete municipios afectados en una carta enviada al Presidente Enrique Peña y hasta este día no han obtenido respuesta. Para mañana se tiene prevista una caravana que iniciará en el palacio municipal de Arizpe, el primer municipio afectado con los desechos mineros, y concluirá en la sede del gobierno estatal.