Denuncian intento de Moreno Valle por liberar a involucrados en caso Chalchihuapan

viernes, 19 de diciembre de 2014
PUEBLA, Pue., (apro).- Los seis elementos policiacos que fueron encarcelados por el violento operativo ocurrido el 9 de julio en Chalchihuapan, que además de costar la vida al niño de 13 años, José Luis Tehuatlie Tamayo, dejó lisiados a siete habitantes de esa comunidad, serán puestos en libertad en las próximas horas, denunció el abogado Alejandro del Castillo. El Juzgado Tercero de lo Penal, explicó, cambió los cargos de homicidio doloso a culposo en contra de dos de los policías que son procesados por la muerte del menor, por lo que ahora tienen derecho a obtener su libertad bajo fianza. Aunque la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitida el 11 de septiembre dejó en claro que el niño murió al ser golpeado en la cabeza por un cartucho de gas lacrimógeno que dispararon los elementos policíacos, el gobierno poblano se ha concentrado en castigar de nueva cuenta a los habitantes de la comunidad. De los seis policías estatales que fueron los únicos en ser detenidos por el caso Chalchihuapan, dos fueron acusados por el homicidio del niño, mientras que los otros cuatro solo enfrentan cargos por falsedad de declaraciones y lesiones dolosas. En contraparte, el gobierno poblano mantiene en la cárcel a cinco habitantes y al edil auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan, Javier Montes Bautista, que fueron víctimas del operativo violento para reprimir una manifestación social. Por ello el abogado consideró una burla que mientras los habitantes permanecen presos, los policías que participaron en estos hechos violentos vayan a quedar en libertad. Al edil, detalló, lo recluyeron en la crujía Z donde están los delincuentes de alta peligrosidad, mientras que a Fausto Montes, Vicente Juárez Varela y Florentino Camayo Ponce les imputaron los delitos de privación ilegal de la libertad, homicidio en grado de tentativa, motín y de ataques a las vías de comunicación. En tanto que a Álvaro García Xelhua y a Raúl Contreras Montes les fincaron cargos por motín y ataques a las vías de comunicación, por lo cual estarían también en posibilidades de obtener su libertad bajo caución. Los cinco habitantes de Chalchihuapan fueron detenidos la madrugada del 18 de octubre, en un violento operativo en el que policías estatales rompieron ventanas y puertas, y golpearon a mujeres, niños y ancianos. En rueda de prensa Elia Tamayo, madre del niño muerto, dijo que para ella la justicia no está en que los policías sean encarcelados, sino en que se proceda contra los “verdaderos culpables” de la muerte de su hijo, que son el gobernador Rafael Moreno Valle y el secretario de Seguridad del Estado, Facundo Rosas Rosas. “Le pido al señor Rafael Moreno Valle que suelte a todos los presidentes auxiliares y los hermanos de mi pueblo. Ellos no tienen por qué estar encarcelados… él es el mero culpable. Rafael Moreno Valle y Facundo Rosas son los que deberían estar encarcelados”, recalcó. “Yo solamente le estoy pidiendo paz y justicia para mi pueblo, ya no más órdenes de aprehensión para gente inocente, cuando son ellos los culpables, yo pido porque suelte a nuestros compañeros”, agregó.