Ingresa Hipólito Mora a Mil Cumbres; "El Americano" está prófugo

domingo, 28 de diciembre de 2014
MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Hipólito Mora, fundador de los grupos de autodefensa en Michoacán, ingresó ayer junto con 26 de sus seguidores al penal estatal de Mil Cumbres, acusados de participar en la balacera que dejó 11 muertos en La Ruana el pasado sábado 16. Mora decidió entregarse a la Procuraduría General de Justicia de Michoacán para ponerse a disposición de un juez y responder por el enfrentamiento en el cual murió su hijo mayor, Manolo Mora. Es la segunda vez en menos de un año que Mora ingresa a dicha prisión. En marzo pasado fue encarcelado por su presunta participación en los asesinatos de Rafael Sánchez Mora, El Pollo, y José Luis Torres Castañeda, activistas del movimiento de autodefensas. Por falta de pruebas salió de prisión dos meses después de haber sido detenido. Poco después de las 13:00 horas de este sábado, policías ministeriales les mostraron las órdenes de aprehensión en La Ruana y de ahí los trasladaron a bordo de helicópteros a Morelia para ser recluidos en el penal estatal Mil Cumbres. En un plazo de 72 horas, el juez deberá dictarles auto de formal prisión o de libertad. Momentos antes de su detención, Hipólito Mora dijo: “No tenemos nada que ocultar, somos inocentes”. Horas antes Mora pidió ayuda en redes sociales; en su cuenta de Facebook  dio tres números de cuentas bancarias para los que deseen apoyar a su movimiento y agradeció las muestras de apoyo. Aseguró que se va preso con la frente en alto y confiado en las autoridades. Este sábado, antes de entregarse, Hipólito Mora participó en el novenario de su hijo. El viernes 26, el fundador de las autodefensas dio a conocer que se entregaría a las autoridades para responder a un juez. La noche de ese mismo día en La Ruana comenzaron bloqueos por parte de seguidores de Luis Antonio Torres, El Americano –contra quien también hay una orden de aprehensión– con el fin de impedir el traslado de elementos de la Policía Ministerial o del Ejército, y con ello evitar su detención. Los manifestantes obstruyeron los accesos a Buenavista-Tomatlán para evitar la llegada de policías y militares, y con ello impedir que El Americano fuera detenido. Por el enfrentamiento en La Ruana, la Procuraduría General de Justicia en el estado (PGJ) obtuvo más de 50 órdenes de aprehensión. Las pruebas periciales y declaraciones tomadas, permitieron establecer que 57 de las personas investigadas hicieron disparos durante el tiroteo, entre ellos Mora y El Americano. Hasta anoche, ninguna persona del bando de Luis Antonio Torres había sido detenida.

Comentarios